Sabores de noviembre | elPeriódico
t
t

Presentación

El fiambre, un sabor con tradición

EL FIAMBRE ES UNA HERENCIA DE VARIAS CULTURAS ENTRE LAS QUE SOBRESALE LA COCINA PREHISPÁNICA CON LA VARIEDAD DE VERDURAS; LA ESPAÑOLA CON LAS CARNES, EMBUTIDOS Y PESCADOS; Y LA ÁRABE CON QUESOS, ACEITUNAS, ALCAPARRAS Y OTROS ADEREZOS.

Este platillo, mezcla de vegetales, carnes, embutidos, quesos y aderezos, tan característico de la comida tradicional guatemalteca del 1 de noviembre o Día de Todos los Santos, surgió como una comida de ofrenda y sacrificio, según las menciones que se hacen en crónicas del siglo XVII en Guatemala.

Por ser un platillo de arraigue cultural significativo, el Ministerio de Cultura y Deportes, a través del acuerdo 880-2019, declaró los conocimientos y procesos de elaboración del fiambre como Patrimonio Cultural Intangible de la Nación, el pasado 13 de octubre.

Los distintos elementos se mezclan, creando una especie de ensalada que se adereza con caldillos, con el sabor típico de cada cocinera. El mismo se acompaña con postres como ayote, jocotes, manzanillas y garbanzos en miel, o molletes y torrejas.

Actualmente existen dos variaciones de este colorido platillo. El fiambre rojo al que se le agrega remolacha que le da ese color característico, y el blanco que utiliza solo verduras claras.

En su libro Cuadro de Costumbres, el escritor guatemalteco José Milla describe lo siguiente: «Fiambre, en buen castellano, es un adjetivo que significa el asado o cocido que se ha dejado enfriar para comerlo así. Entre nosotros es un sustantivo que designa un plato eminentemente nacional, compuesto de muchas hierbas y de muchas carnes, que se come frío también, de donde probablemente le viene el nombre».

Este 1 de noviembre las familias disfrutan el descanso realizando distintas actividades para honrar a sus difuntos, entre ellas visitar los cementerios, comer el fiambre, volar barriletes, asistir a presenciar los espectáculos de barriletes gigantes en Sumpango y Santiago Sacatepéquez, o la carrera de cintas en Todos Santos Cuchumatán.



*Haz clic sobre la foto para leer el artículo

OPINIÓN

Santos FinadoS

t

Miguel Álvarez Arévalo Cronista de la Ciudad

La conmemoración de los fieles difuntos, el 2 de noviembre, es una festividad establecida por la Iglesia católica en el año 998. Aunque es una fiesta latina, en Mesoamérica existía el culto a los muertos, por lo que de esta fusión surgió un sincretismo religioso que se manifiesta aún hoy, en diversidad de hechos tradicionales. Para profundizar en la religiosidad popular del barroco en Guatemala nos basaremos en una pintura del siglo XVIII con el tema de "La muerte". Dicha obra está compuesta por cinco círculos entrelazados por medio de bandas que comportan leyendas y dan sentido dinámico al tema tratado de la muerte.

La pintura enfoca caminos a seguir después de la vida terrenal. Dichos senderos conducen a la gloria o al infierno, según el catolicismo. El círculo central es Cristo crucificado con los símbolos de la pasión; el medallón está rodeado por la siguiente leyenda: Yo soy luz, camino, verdad, resurrección, y vida. Dicha figura central se une con el primer cuadro por medio de la inscripción: Los que hicieron obras buenas caminarán a la resurrección de la vida. Dicha frase termina con la figura de un arcángel que lleva un alma al cielo. La inscripción que rodea al círculo se origina en el evangelio de San Juan, Cap. II versc. 25-27.

El primer medallón de la parte superior representa a la Santísima Trinidad en su gloria, las tres divinas personas tienen sus atributos clásicos, el Padre, el mundo, y el Hijo, que está a su diestra, sostiene la cruz, ambos sentados sobre nubes; en medio, el Espíritu Santo en forma de paloma. En el centro y bajo la Santísima Trinidad se encuentra la Reina del Cielo, entre otras figuras religiosas.

El segundo cuadro lo constituye una escena de desolación y esperanza a la vez, puesto que, sobre un purgatorio sin fuego, donde las ánimas son representadas por seis bustos y tres cabezas que piden clemencia, aparece parado sobre un mundo Cristo Glorioso, rodeado de un arcoíris; a su derecha se encuentra de rodillas la Virgen María. En este detalle se ve claramente la intercesión de la madre de Jesús. El tercer medallón (primero de la parte inferior) es muy ilustrativo y dramático a la vez, ya que representa varias tragedias. Tiene diversas formas de muerte. Interpreta a la vez el camino que debería seguirse al iniciar la otra vida.

Llegamos al cuarto círculo: el infierno. Se aprecian varias escenas de influencia dantesca. El letrero que rodea este medallón dice: El que cayere una vez en el infierno jamás subirá ya. En la parte inferior de la obra está la siguiente inscripción: La muerte, fin de la vida temporal, es principio de la eternidad, guía suerte buena o mala, aquí la elegirás. Diversos son los caminos en donde puedes andar, más estrecho y uno que a juicio verás. El mensaje interpretativo de este tema se resume en Lucas 20 versc. 28: Dios no es Dios de muertos sino de vivos, porque para Él todos viven. La pintura que hemos descrito constituye un valioso ejemplo del arte popular guatemalteco de la época colonial.

Todos estos conceptos han desarrollado en la cultura guatemalteca un sincretismo, donde las manifestaciones urbanas tienen mayor influencia hispana, tanto en la liturgia como en la gastronomía, siendo el fiambre el protagonista de la fiesta. El 2 de noviembre corresponde a la flor de muerto y la cabecera, que son el indicador de aspectos ancestrales que se originan desde la época prehispánica. El aspecto de mestizaje lo encontramos en los postres como el ayote y los jocotes, lo que endulza el palad ar luego de los platillos del día.

Compartamos la tradición del fiambre CON Más guatemaltecos

Embutidos Santa Lucía y la Escuela Culinaria llenan las mesas del sabor de noviembre
  • Este 31 de octubre y 1 de noviembre los niños y adultos mayores que viven en hogares de beneficencia de distintos puntos de la capital y La Antigua Guatemala, podrán disfrutar del delicioso fiambre, que por sexto año consecutivo, les brinda Embutidos Santa Lucía a través de su campaña “Compartamos la tradición del fiambre con más guatemaltecos”.

    María José Castillo, gerente de Mercadeo de Embutidos Santa Lucía, que cuenta con el portafolio más amplio para elaborar fiambre, explicó que realizan esta actividad junto con ACAM desde hace seis años, como parte de la responsabilidad social de ambas empresas.

    La preparación del tradicional fiambre blanco está a cargo de Raphael Girod, chef instructor de la Escuela Culinaria de las Américas (ACAM), quien junto a un grupo de estudiantes, realizan desde ya los preparativos, para repartir más de mil porciones a distintos hogares que albergan a niños huérfanos y ancianos.

    Quienes ya se han visto beneficiados con este sabroso platillo frío, ahora declarado Patrimonio Cultural Intangible de la Nación, por el Ministerio de Cultura y Deportes, son: Hogar de Ancianos San Vicente de Paul, en zonas 1 y 5; Hogar Cabecitas de Algodón, Asociación Los Patojos, Guatemaltecos Extraordinarios, REMAR, Hogar de Ancianos Senilia, Mis años Dorados, en Mixco; y Cabecitas de Algodón, en La Antigua Guatemala, entre otros.

    “Para Embutidos Santa Lucía es una bendición poder compartir este delicioso fiambre”, indicó Castillo.


  • Abuelitos de distintas instituciones y asilos disfrutarán durante la fiesta de Todos los Santos el tradicional fiambre blanco donado por Embutidos Santa Lucía y ACAM.

    Niñas y niños en refugio podrán saborear un platillo elaborado por manos de guatemaltecos generosos que tienen la oportunidad de servir.

    2

Recordar a los seres queridos Entre la devoción y el rito

  • Este uno de noviembre los cementerios de Guatemala transforman su silencio sepulcral en manifestaciones festivas que llenan de color, música y alegría estos recintos. La peregrinación a los cementerios reúne a cientos de guatemaltecos que acuden a enflorar a sus seres queridos que ya partieron al viaje sin retorno, en una mezcla de tradición y religión.

    Por donde quiera que se dirija la vista se observan distintas manifestaciones de la festividad. Desde quienes lloran a sus muertos con infinita tristeza, acongojados por los recuerdos y el dolor de la pérdida, hasta aquellas familias que con el transcurrir del tiempo han ido superando la pérdida y tornan la visita en una alegre fiesta, donde la música y la algarabía cobran sentido.

    Pintar los mausoleos, tumbas y nichos y adornarlos con ofrendas de flores es una de las actividades más significativas este día. La música de marimba y de mariachis le da a la tradición un sentido festivo y anima a los visitantes.

    Disfrutar junto a las tumbas, donde reposan los restos de los difuntos, una variedad de platillos que surgen como producto de dar rienda suelta a la imaginación culinaria, es una de las acciones más importantes este día. Por doquier se ven familias deleitándose con la gastronomía guatemalteca.

    Chicos y grandes disfrutan caminar entre las tumbas descubriendo la riqueza del arte sepulcral, donde lápidas, mausoleos y tumbas presentan atractivos diseños, creados por manos artistas que unen lo terrenal con lo divino.

    Otras familias tienen por costumbre volar barriletes de múltiples colores y estilos, convirtiendo la visita a los cementerios en un verdadero paseo que realizan año tras año, mientras que otras elevan oraciones por el descanso eterno de sus difuntos y aprovechan el momento para la reflexión.


  • Enflorar las tumbas de los seres queridos es el acto más significativo de la visita a los cementerios.

    La música le da un toque festivo a la celebración de muertos.

2

fiambre rojo

El origen del fiambre se remonta a la época colonial. Es una ensalada que puede llegar a tener hasta más de 50 ingredientes. Es una mezcla de verduras, carnes, embutidos, quesos y aderezos. Y aunque no existe una receta única para su elaboración, sigue siendo una de las mejores expresiones de la tradición guatemalteca, ya que representa la pluriculturalidad y multiculturalidad del pueblo guatemalteco.
  • 2
  • Ingredientes

    Verduras:

    3 tazas de ejotes picados en juliana

    1 coliflor pequeña

    1 taza de arveja

    1 chile chamborote para adornar o pimiento

    1 lechuga para adornar

    1 lata de chile morrón

    2 elotes desgranados o en lata

    2 pacayas

    3 tazas de zanahoria picada

    2 tazas de habas

    1 lata mediana de espárragos

    2 latas de col de Bruselas

    4 onzas de aceitunas

    2 onzas de alcaparras

    4 a 6 remolachas

    1 repollo pequeño

  • Carnes y embutidos

    6 butifarras Santa Lucía

    6 chorizos Copetín Santa Lucía

    6 chorizos negros Santa Lucía

    6 chorizos rojos Santa Lucía

    6 longanizas Santa Lucía

    6 salchichas Polaca Santa Lucía

    6 salchichas de pavo Santa Lucía

    1 libra de jamón de distintas clases Santa Lucía

    ½ libra de peperoni Santa Lucía

    1 libra de lomito de cerdo

    1/2 libra de lomo de res salitrado en pedazos

    2 patitas de marrano

    1 gallina mediana en pedacitos

    1 pollo

    1/2 libra de lomo de marrano salitrada en pedacitos

  • Mariscos

    1/2 libra de pescado ahumado

    1 lata pequeña de sardina en aceite

    4 onzas de camarones frescos curtidos

    1 lata pequeña de anchoas en tiras

    1 macarela pequeña

    1 lata de sardina en escabeche


    Quesos y otros ingredientes

    ½ libra de queso seco

    1 queso fresco y 1 de capas

    Queso kraft amarillo y blanco

  • PROCEDIMIENTO:

    Preparar tres días antes ejote, zanahoria, cebolla, perejil picado, laurel, tomillo, sal y pimienta al gusto y curtirlos en el vinagre. Cocinar coliflor, remolacha y coles de Bruselas separadamente, escurrir y dejar enfriar.

    Partir las cebollas en gajos medianos.

    Mezclar todos los ingredientes, un día antes, en un recipiente plástico, no de metal (por el vinagre), y dejar aparte la remolacha. Hervir los embutidos, y luego freírlos, partidos en rodajas, quitar la grasa y dejar enfriar. Cocinar las carnes, y conservar el caldo para después agregarlo al caldillo. Mezclar los jugos de las latas, el caldo de gallina y el vinagre con las otras verduras.

    Agregar perejil, alcaparras y cebollas grandes previamente precocidas en su vapor, mostaza, un poco de jugo de vegetales con aceite al gusto y licuar.

    En un trasto grande se ponen las carnes ya frías y picadas, (reservar un poco de carnes y embutidos para decorar), se revuelven con las verduras y se les agrega el caldillo. Dejarlo curtir por lo menos medio día. Al servir agregar como adorno los embutidos y carnes reservados, los quesos y tiras de remolacha.

En el mundo, platillos para honrar a los difuntos

Honrar y recordar a los difuntos, a través de rituales, forma parte de una tradición que todas las culturas del mundo practican. Son distintos orígenes, pero todos conmemoran a sus muertos en fechas especiales. Como en toda celebración, la comida no puede faltar, ya que es una de las expresiones culturales más emblemáticas universalmente.

Y aunque todas las culturas festejan en distintas fechas, la que cobra más realce es la practicada el 1 de noviembre, la cual fue instituida por la Iglesia Católica durante el papado de Gregorio III (731-741).

Platillos conmemorativos, Comidas rituales y tradicionales

  • 2

    Estados Unidos

    Celebran la fiesta de Halloween con postres elaborados con base de calabaza y manzanas..


    2

    México

    Estas celebraciones tienen mucho arraigo y van desde Halloween hasta el Día de Difuntos, el 2 de noviembre. Su gastronomía emblemática es el tradicional “pan de muerto” y las calaveras de dulce.

  • 2

    España

    Se come el tradicional magosto y las castañas asadas, con sus distintas variaciones y dulces típicos llamados panellets, que son esferas de dulce con variaciones de chocolate, naranja, pistachos y otros.

  • 2

    Guatemala

    El fiambre es el platillo más tradicional y representativo de la fecha, que se combina con postres como el ayote y los jocotes en miel, entre otros.


  • 2

    Perú

    Comen tamales envueltos en cáscara de plátano y una sopa espesa con base de papa y yuca llamada “chairo”. También elaboran el “pan de muerto” y las galletas o panes llamados “tantawawa”, con forma de bebé y que en idioma quechua, significa “pan de bebé”.

Tradiciones y costumbres de Guatemala

La celebración del Día de Todos los Santos cobra vida a través de distintas expresiones culturales, que llenan de colorido, sabores y olores a los hogares guatemaltecos. Estas costumbres que van desde visitar los cementerios y camposantos, hasta volar barriletes y preparar comidas exóticas como el fiambre o disfrutar postres como el ayote en miel, son características de nuestra identidad.

Estas poderosas tradiciones, que reúnen a todos los miembros de las familias guatemaltecas, muestran la mixtura cultural que enriquece a nuestras comunidades y pueblos.

El historiador Miguel Álvarez, “Cronista de la Ciudad de Guatemala”, explica que después de la Navidad, el Día de Todos los Santos es una de las fechas más importantes en nuestra cultura, ya que su celebración está directamente ligada a la espiritualidad, sin importar la religión que se profese.

En estas fechas las personas honran la memoria de aquellos seres queridos que ya dejaron de existir. Álvarez señala que la celebración del 1 de noviembre es una tradición impuesta por los españoles, pero que desde la época prehispánica ya se conmemoraba a los difuntos en nuestro país. Como parte de la tradición los cementerios son adornados con flores, por quienes llegan a visitar el lugar donde descansan los restos de sus familiares. Llevan comida, postres y bebidas, música de marimba y de mariachi, (esta última es de origen mexicano), muy arraigada en la cultura del país. En algunos cementerios se realizan presentaciones de moros y otros actos culturales y religiosos.

La tradición del vuelo de los “Barriletes Gigantes” en Sumpango y Santiago Sacatepéquez, departamento de Sacatepéquez, atrae a turistas nacionales y extranjeros, quienes se dan cita desde muy temprano para apreciar el colorido y novedosos diseños que los pobladores plasman en los mismos, ya que representa para ellos un medio de comunicación con los espíritus de sus seres queridos.


  • 2

    La Carrera de Cintas a Caballo, también conocida como Carrera de las Ánimas, que se realiza en Todos Santos Cuchumatán, municipio de Huehuetenango, también atrae la atención de propios y extraños durante el 1 de noviembre. Allí se celebra con danzas folklóricas como la del “Venado” y el “Torito”. Varios jinetes participan en un ritual espiritual en honor a los difuntos. La carrera se realiza en una pista improvisada en una calle de terracería, que mide aproximadamente 800 metros de largo por ocho de ancho. Los jinetes participan con un vistoso traje adornado con cintas y plumas en el sombrero.

  • El vuelo de Barriletes Gigantes en Sumpango y Santiago Sacatepéquez, es una de las costumbres que disfrutan propios y extraños.

    2 2

    Asistir a los Cementerios y Camposantos a enflorar a los muertos, forma parte de la tradición del 1 de noviembre.

    2
  • La visita a las Catacumbas de la Catedral

    2


  • 2
2

fiambre Blanco

El fiambre, ese plato delicioso, mezcla de sabores, olores y colores, que adorna las mesas durante el 1 y 2 de noviembre, tiene la peculiaridad de unir a las familias guatemaltecas, quienes en estas fechas especiales se reúnen para su preparación. Hoy les ofrecemos una receta especial de fiambre blanco.
  • 2
  • Ingredientes

    Verduras:

    8 zanahorias

    1 libra de ejotes

    1 coliflor mediana

    1/2 libra de arveja

    1 repollo

    6 pacayas tiernas

    ½ libra de garbanzo

    1/2 libra de habas tiernas

    6 chiles pimientos


    Salmuera

    2 cucharadas de orégano

    1 onza de alcaparras

    1 ramita de tomillo

    2 hojas de laurel

    4 dientes de ajo

    10 pimientas gordas

    5 clavos de olor

    1 taza de vinagre


    VERDURAS EN LATA

    1 lata de espárragos

    1 lata de elotitos

    1 lata de maíz dulce

    1 lata de arveja

    1 frasco de pepinillos

    1 frasco de cebollas curtidas

    1 frasco de palmito

  • Carnes

    1 gallina de 3 libras

    1 pollo de 3 libras

    2 libras de lomo de cinta

    2 libras de jamón de distintas clases Santa Lucía

    ½ libra de mortadela Santa Lucía

    ½ libra de salami Santa Lucía

    ½ libra de peperoni Santa Lucía

    ½ libra de chorizo colorado Santa Lucía

    ½ libra de chorizo negro Santa Lucía

    ½ libra de chorizo Copetín Santa Lucía

    1 libra de longaniza Santa Lucía

    ½ libra de butifarra Santa Lucía

    ½ libra de salchicha de pavo Santa Lucía

    ½ libra de salchicha Polaca Santa Lucía

  • CALDILLO:

    4 tallos de cebolla

    1 manojo de perejil

    2 tazas de aceite de oliva

    ¼ taza de mostaza

    1 cucharadita de orégano

    2 cucharadas de salsa inglesa

    1 cucharada de sal

    1 cucharada de azúcar

    1 taza de vinagre o al gusto

    5 alcaparras

    3 yemas de huevo

    El líquido de las verduras en lata

    Caldo en el que se cocinaron las carnes, el pollo y la gallina


    ADORNO:

    Queso seco espolvoreado, queso fresco y kraft amarillo en tiras, chile chamborote, espárragos, carnes en tiras, remolacha, hebras de pacaya, rábanos, cebollas, col de Bruselas u otra tipo de lechuga.

  • PROCEDIMIENTO:

    Picar las verduras y cocinarlas por separado, escurrirlas y dejarlas enfriar. Luego mezclarlas todas. Agregar la siguiente salmuera dos días antes.

    En tres tazas de agua disolver el orégano, las alcaparras, tomillo, laurel, ajos, pimientas y clavos. Si deseas puedes agregar tres ajos y una cebolla. Taparlo y dejarlo hervir por 10 minutos. Dejar enfriar, colar y agregar el vinagre.

    Picar los jamones y salchichones en tiras y las salchichas en ruedas.

    El pollo y la gallina se cocinan en poca agua y se pican en tiras, reservar el caldo. Los salchichones y jamones, también partirlos en tiras.

    Los chorizos, butifarras y longanizas se pinchan y se cocinan en agua por separado. Partirlos en ruedas.

    Cocinar las carnes en poca agua y picarlas en tiras. Reserva el caldo.

    El caldillo se prepara licuando perejil, tallos de cebolla, aceite de oliva, mostaza, orégano, salsa inglesa, sal, azúcar y alcaparras en el líquido de las verduras en lata. Se agrega el caldo del pollo, gallina y carnes donde previamente se han deshecho las yemas de huevo duro. Se le agrega el vinagre al gusto.

    Se mezclan las verduras y las carnes, se agrega el caldillo y se decora el plato al gusto.


    Tips

    Dejar por lo menos medio día las verduras en salmuera, mejorará su sabor.

    Para espesar el caldillo deshacer las yemas duras de huevo y revolverlo.

Día de los Muertos, Cómo celebran en América Latina

En Latinoamérica la celebración del Día de los Muertos se vive llena de color y tradición para festejar a los seres queridos que ya partieron. La festividad se realiza el 1 y 2 de noviembre, igual que en Guatemala. A continuación te mostramos cómo celebran algunos países latinoamericanos.
2

Perú

En los hogares se elaboran altares a los difuntos, y al cementerio llevan velas y flores y rezan, comen y beben en honor a los difuntos

2

Nicaragua

Le dan mucha importancia a esta celebración y pasan una noche “durmiendo” con sus difuntos, recostados a los lados de los panteones.

2

Honduras y Costa Rica

Llenan los cementerios con coronas y palmas como símbolo de agradecimiento a los favores realizados por los santos a sus familiares.

2

Colombia

Celebran el uno de noviembre el Día de los Muertos. En esta fecha recuerdan a sus seres queridos y llegan a los cementerios para dejar variadas ofrendas que van desde comida hasta agua y juguetes.

  • Los postres de noviembre

    La canela, el clavo de olor, la pimienta gorda, el anís, entre otras especies, pasan a ser las favoritas de las celebraciones del 1 y 2 de noviembre, ya que le dan a los postres guatemaltecos ese toque especial que los distingue. También suele utilizarse las cáscaras y hojas de naranja o limón y trocitos de jengibre para algunas preparaciones.

    El ayote en miel es el favorito de la temporada, ya que en esta fecha se cosecha en los distintos departamentos del país. Los jocotes, chilacayotes, camote y las manzanillas en miel, son otros deliciosos postres que adornan las mesas guatemaltecas durante la principal tradición del mes de noviembre.

    También se vuelven infaltables las torrejas, los molletes, los buñuelos o las chancletas de güisquil, los cuales se disfrutan entre familia y amigos.

    Aquí les ofrecemos dos deliciosos y sencillos postres para que disfruten su descanso.

  • 2

    Ayote en miel

    Ingredientes

    1 ayote

    1 o 2 trozos de panela, dependiendo el gusto

    1 litro de agua fría

    5 pimientas gordas enteras o machacadas

    Canela en raja


    Preparación

    Lavar y cortar el ayote en trozos pequeños. Agregar todos los ingredientes y dejar hervir a fuego medio, durante una hora. Retirar del fuego y dejar enfriar a temperatura ambiente. Servir.

  • 2

    Jocotes en dulce

    Ingredientes

    20 jocotes, de preferencia amarillos

    2 rajas de canela

    1/2 libra de azúcar o panela

    1 litro de agua


    Preparación

    Lavar los jocotes y agregarlos al agua hirviendo. Añadir las rajas de canela y el azúcar o la panela. Cocinar durante dos horas o hasta que los jocotes estén firmes. Si el agua se consume agregarle durante la cocción para evitar que se quemen.

  • Bebidas: Frías para el calor, calientitas para el frío

    La celebración del 1 de noviembre se extiende durante todo el día. Entre las visitas al cementerio, la preparación de los platos de fiambre y conservas, y el compartimiento familiar, transcurre el tiempo y se pasa de las horas calurosas, cuando se beben deliciosos refrescos con hielo, al frío de la tarde, cuando apetece tomar algo calientito.

    Te presentamos dos bebidas características de nuestro país: un refresco de horchata y un chocolate caliente para que acompañes con los deliciosos postres de temporada. Como aporte adicional, agrégale aquellos elementos que caracterizan tus propias preparaciones y disfrútalos.

  • 2

    Chocolate clásico

    Ingredientes

    1 litro de leche

    1/2 taza (100 g) de azúcar granulada

    1/4 de taza (25 g) de cacao en polvo sin endulzar

    1 cucharadita de extracto de vainilla

    Malvaviscos para servir


    Preparación

    Verter la leche, el azúcar y el cacao en polvo en una olla. Agregar 1 litro de leche en una olla mediana y añadir 1/2 taza de azúcar granulada con 1/4 de taza de cacao en polvo sin endulzar. Revolver constantemente y dejar hervir. Si no hay azúcar granulada, puedes usar azúcar morena, miel o agave. Recuerda que, como estos le darán un sabor diferente al chocolate caliente, tendrás que agregarlos de acuerdo a sus gustos.

    Variación: si no quieres usar leche, puedes usar crema de leche, agua o cualquier leche alternativa, por ejemplo, leche de soya, de coco, de cáñamo o almendras.

  • 2

    Horchata de arroz, refrescante y deliciosa

    Ingredientes

    ½ libra de arroz

    ½ litro de leche

    2 onzas de pepitoria

    2 onzas de ajonjolí

    2 onzas de almendra

    Azúcar al gusto

    Polvo de canela

    Agua al gusto

    Preparación

    Limpiar el arroz, lavarlo y dejarlo en remojo una noche antes.

    Al día siguiente molerlo y licuarlo finamente.

    Limpiar y dorar ligeramente el ajonjolí, la pepitoria.

    Luego, licuar y colar.

    Pelar las almendras.

    Hervir el agua con la canela y el azúcar y dejarla enfriar.

    Mezclar todo con la leche y agua.

Dígalo con flores

El Día de Todos los Santos las familias guatemaltecas conservan la tradición de ir al cementerio para llevar flores a aquellos que ya han partido. Al estar frente a la tumba o mausoleo vienen recuerdos y añoranzas de experiencias vividas con quienes ya no volverán.

La mejor forma de expresar la emoción, gratitud y recuerdos hacia quienes ya partieron, es a través del colorido de las flores, pero en esta fecha son algunas las preferidas por su belleza y perdurabilidad.

Crisantemos

Estas son las favoritas para honrar la memoria de los difuntos, por su larga resistencia y perdurabilidad. No necesitan muchos cuidados y decoran las tumbas por más tiempo. Se encuentran en una amplia variedad de colores, pero el 1 de noviembre se prefiere el blanco por simbolizar la honestidad.


Claveles

Por su durabilidad y belleza los claveles son las flores más usadas para honrar la memoria de los muertos. Al igual que los crisantemos, se conservan muy bien y permanecen en todo su esplendor durante más tiempo. Desprenden un aroma intenso que llena los cementerios de un delicioso perfume. Los claveles rojos representan respeto y admiración, los blancos son símbolo de pureza.

Rosas

Estas son las reinas de las flores. Se utilizan principalmente en arreglos funerarios y en ramos para condolencias. Las rosas blancas son las favoritas en esta fecha porque expresan la pureza del alma que parte hacia el más allá. Además admiración y agradecimiento. El Día de Todos los Santos las rosas rojas cobran el simbolismo universal del amor eterno.

Gladiolas

Son de las flores más elegantes y utilizadas para decorar lápidas y tumbas. Denotan la ausencia de un ser querido, así como la tristeza por su pérdida. Al crecer en forma de espiga, como si se tratara de una espada, se asocia a la ascensión del alma al cielo en las creencias cristianas.


Lirios

Los lirios blancos son los favoritos en esta fecha, ya que representan el reconocimiento y la simpatía hacia quienes ya fallecieron. Despiertan un aroma intenso que se asocia con la tranquilidad del alma del difunto, ya que generan paz.

  • 2

    Fiambre gigante en el Cementerio General

    La “Fundación Niñez en Riesgo de Calle” se beneficiará con tu aporte.


    2

    Este 1 de noviembre los guatemaltecos podrán disfrutar un año más el fiambre más grande de Guatemala, que se vende en las afueras del Cementerio General, y con su aporte estarán beneficiando a niñas y niños de la Fundación Niñez en Riesgo de Calle de la Secretaría de Asuntos Sociales de la Municipalidad capitalina.

    El fiambre está elaborado con frescas verduras y aderezos y los embutidos Santa Lucía, producidos con la más alta calidad.

    Marlene Lanuza, gerente general de Eventos Premiun indicó que será preparado por 20 estudiantes de Gastronomía de Coactemalan, quienes serán dirigidos por la Chef Johana González.

    Este gigante platillo de dos mil libras de peso, que despierta la admiración de quienes asisten a honrar a sus muertos al Cementerio General, es una iniciativa de la Municipalidad capitalina, que busca recaudar fondos a beneficio de niños en riesgo.

  • Fundación Niñez en Riesgo de Calle

    Es un programa municipal orientado a la prevención del trabajo infantil y procesos de callejización de niños, niñas y adolescentes, comprendidos entre las edades de 2 a 15 años.

    El programa tiene como componentes: protección y cuidado diario, educación preprimaria, primaria, alimentación y nutrición, salud, expresión artística, recreación, deporte y fortalecimiento de valores.

    Al comprar tu plato, contribuyes a que jóvenes y niños del programa tengan una mejor calidad de vida.

  • En cifras

    2,000 libras de fiambre

    500 libras de embutidos

    100 libras de carnes

    100 libras de quesos

    10 quintales de verduras

    Q50 libra de fiambre

    Horario de venta:

    De 10:00 A 17:00 horas

    Lugar:

    Afueras del Cementerio General

DIRECTORIO:

  • COMERCIALIZACIÓN: Fröken Donis
  • EDICIÓN Y REDACCIÓN: Isabel Herrera
  • REDACCIÓN: Luis Molina
  • DISEÑO: Daniel Lux Sandoval
  • CORRECCIÓN: Mario Molina
  • ADAPTACIÓN DIGITAL: Irasema Méndez y David Gonzalez
  • Oficina: elPeriódico, 15 avenida, 24-51, zona 13, Ciudad de Guatemala.
  • Teléfono: 2427-2300, extensiones 2332 y 2333
  • Suscripciones: 2427-2323