Los Xoná: La familia que cooptó la construcción de vivienda popular

Han recibido del Estado más de Q544 millones a través de al menos 30 empresas (la mayoría de cartón). Hermanas, nietos y cuñados, los miembros de este clan de Alta Verapaz sacaron provecho de una modalidad de construcción que les permitió ganar millones sin competir en un solo concurso.

En el Fondo Para la Vivienda (Fopavi) no hay empleado que no los conozca, si no los han visto, al menos saben de la prepotencia con que suelen llegar a la institución. Intimidantes, con más carros lujosos que dedos en las manos, han sido frecuentes visitantes desde hace cuatro gobiernos, en cada uno han creado más empresas que el anterior.

Los Xoná, originarios de San Cristóbal Verapaz, Alta Verapaz, descienden de Balbina Morán y Alfonso Xoná. Encontraron en el Fopavi una modalidad de construcción que no necesita de competidores y les garantiza ser los que recibirán el subsidio estatal para construir viviendas.

Sin competencia, esta familia ha recibido adjudicaciones por al menos Q544 millones 342 mil para construir casas de personas que buscan un hogar mínimo propio. Muchas veces estas no se entregaron, o la pésima calidad con que fueron construidas hizo que se rajaran desde el primer año.

Luis Estrada, de la asociación Coprovivienda, la cual forma parte de la Federación de Organizaciones de Desarrollo del Hábitat Popular, explica el funcionamiento “ideal” de esta institución.

El Fopavi tiene la misión de reducir el déficit de vivienda en el país, por ello, otorga un subsidio de Q35 mil para la construcción de vivienda. Para obtenerlo, los potenciales beneficiados deben agruparse y entregar la documentación para que les realicen un perfil socioeconómico.

Una vez aprobado el subsidio, este debe ser completado por los beneficiados quienes deben aportar Q3 mil 500, ya sea en efectivo o su equivalente en mano de obra. El punto débil de este esquema, explica Estrada, es el que la comunidad “elige” al constructor con quien desea trabajar. Sin concurso ni competencia, una constructora puede ganar millonarios proyectos.

El esquema real

Cuatro fuentes distantes una de la otra, dos internas al Fopavi y dos constructores que han trabajado cerca de los Xoná, explican el proceso real del subsidio, el cual funciona básicamente al revés.

En lugar de ser los vecinos quienes se organizan, son los mismos Xoná quienes llegan a las comunidades a organizarlos, aprovechan sus contactos con los Comités Comunitarios de Desarrollo y alcaldes para reunir a los vecinos.

Son los Xoná quienes piden la documentación a los futuros beneficiados y un “adelanto” para garantizar la obra. Los estatutos del Fopavi dejan abierta la posibilidad para que el aporte que debe realizar el beneficiado pueda ser en especie, con la familia Xoná, esta no es una opción.

En 2010, ‘Prensa Libre’ reportó la denuncia que realizó una comunidad de Santa María Ixhuatán, Santa Rosa, por una estafa cometida por los Xoná, la cual refleja la forma en que operan.

Santos Hermelinda Morales, representante de los estafados, denunció ante el Ministerio Público que ese año, junto con otras personas, se presentó Elsa Erudina Xoná Morán para ofrecer viviendas subsidiadas por el Fondo Guatemalteco para la Vivienda (institución que previamente tenía las mismas funciones que Fopavi).

Las personas que deseaban recibir una vivienda debían aportar Q3 mil 300 a una cuenta bancaria “para gastos administrativos” –legalmente tal requisito no es necesario antes que el subsidio sea aprobado–.

Entre los vecinos de Santa María Ixhuatán hubo quien depositó hasta Q9 mil 900 para dejarle un hogar a sus hijas. “Cuando nos presentamos a las oficinas centrales, en la capital, se nos indicó que no existía registro sobre nosotros” aseguró entonces el representante de los afectados.

Elsa, la matriarca

En la última década los Xoná parecen haberse dedicado a plasmar su árbol genealógico en el Registro Mercantil y en los listados de empresas precalificadas del Ministerio de Comunicaciones. Explicar una a una las relaciones que existen entre las 30 empresas resultaría engorroso, por ello, se tomó el ejemplo de una sociedad para explicar la forma como opera este clan

Elsa Erudina Xoná, la mujer que identificaron los vecinos de Santa María Ixhuatán como una de las responsables de la estafa, tiene 57 años y es la “matriarca” del grupo familiar. Fue la primera que incursionó en este negocio.

La empresa con la que Elsa Xoná construiría las viviendas en Santa Rosa se llama Constructora San Miguel del Norte. Según los datos de Fopavi, solo esta empresa recibió otros 68 proyectos más que suman un total de Q125 millones 97 mil 500.

La sociedad fue fundada en 2004 por Elsa Erudina Xoná, Miguel Ángel Alvarado, Miguel Orlando Alvarado Xoná, Herber Abimael Alvarado Xoná y Ángela Mariana Alvarado Xoná. Es decir, por la matriarca, su esposo y sus hijos.

Los registros de Fopavi muestran que después de 2010, año en que ocurrió la estafa, esta misma empresa continuó recibiendo contrataciones. Pese a la denuncia, Constructora San Miguel del Norte fue “elegida” para realizar otros 32 proyectos. El no haber accionado en contra de la constructora implicó que otras 2 mil 303 personas “contrataran”, sin saberlo, a la misma empresa que tenía antecedentes de estafa.

El mismo barrio

Además de Constructora San Miguel del Norte, Elsa Xoná figura como fundadora de las empresas Inmobiliaria Estrella de Oriente S.A. (Q22.5 millones en el Fopavi); Corporación Del Sur S.A. (Q48.6 millones); y Torre Centro S.A. (Q12.2 millones). Estas también fueron cofundadas junto con su esposo e hijos.

En la sociedad, Torre Centro, la representante legal es Nancy Caal Aguilón, nuera de Elsa Xoná. Caal Aguilón figura como representante en otras tres empresas, entre ellas Centro América S.A. la cual, entre concursos varios, el portal de Guatecompras registra que ha sido favorecido con adjudicaciones por Q57 mil. Ángela Mariana, hija de Elsa Xoná, es dueña de la empresa Construfor que ha ganado Q5.6 millones en Fopavi y Q195 mil en adjudicaciones varias reportadas en Guatecompras.

De las 30 empresas, al menos 25 tienen como dirección fiscal el Barrio San Sebastián, en la zona 2 de San Cristóbal Verapaz. Según un listado de empresas denunciadas por Fopavi, al menos ocho constructoras que tienen esta ubicación como la sede de su empresa no cumplieron con los trabajos para los que fueron contratados, por los que se les solicitó ejecutar la fianza. Estas empresas son: Constructora G&L, Constructora La Montaña, Contructora Raquel, Constructora y Consultora Construbien, Constructora San Lázaro, COPROBISE, Corporación Lanusse, Corporación Victoria & Requena y SERVI-TECH.


El clan de cuatro gobiernos

Los Xoná empezaron en el gobierno de la Gran Alianza Nacional, pero fue con el Partido Patriota que potenciaron su riqueza. Durante el gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza les fueron adjudicados 83 proyectos de vivienda popular. Bajo la administración del Partido Patriota se le adjudicó esa misma cantidad solo en el primer año. Al final del mandato recibieron 288 contratos.

Año Proyectos Monto adjudicado
2005 6 Q.30,915,000
2006 12 Q.13,860,000
2007 10 Q. 8,355,000
2008 23 27,405,000
Total Q. 71,601,750
2009 7 4,306,500
2010 17 12,k020,000
2011 36 27,870,250
Total 71,601,750
2012 85 101,259,500
2013 120 146,097,599
2014 65 125,804,000
2015 18 21,355,000
Total 394,516,099
2016 7 25,240,366.40
Gran Total 406 544,488,215.40

Los “juguetes” de los Xoná

En su comunidad, los Xoná son conocidos por ser millonarios constructores, y por pasearse en vehículos lujosos. El mejor ejemplo es Allan García Xoná, recientemente electo alcalde de San Cristóbal Verapaz.

Allan García, cuya obra municipal más conocida fue haber inaugurado una calzada a la cual bautizó con su propio nombre, es hijo de Eleonora Xoná (propietaria de dos empresas beneficiadas con Q49.3 millones). El Alcalde gusta de presumir sus vehículos a los que llama “mi bebé” o “mi nuevo juguete”, entre el catálogo del jefe edil se encuentran un Mustang plateado de dos puertas, y una camioneta Audi.

El Mustang, según registros de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), está a nombre de Dulce Anahí Cardona, esposa del jefe edil. A nombre de ella también está la empresa Corporación Lanusse S.A., la cual ha recibido Q17.7 millones por construcción de vivienda.

El otro vehículo se encuentra a nombre del mismo Allan García. Según el Registro Mercantil, el Alcalde es propietario de la empresa individual G & L, la cual ha sido beneficiada con contratos por Q13.5 millones. Vecinos del lugar aseguran que son muchos más los vehículos de lujo que posee el clan. Fuentes internas al Fopavi consideran que pueden existir más empresas de cartón utilizadas para la construcción.

En el gobierno actual, la adjudicación más grande se ha hecho a la empresa La Pedrera. Según datos del Registro Mercantil, la constructora pertenece a Juan Carlos Soria, esposo de Deysi Xoná, la menor del clan. La Pedrera recibió entre 2016 y 2017 al menos 17 proyectos que suman Q21 millones.

La Familia

*Montos en quetzales

Elsa Xoná

Proyectos Monto
Inmobiliaria Estrella de Oriente 5 22,5050,000
Corporación del Sur 20 48,593,00
Constructura San Miguel del Norte 69 125,097,500
Torre Centro 7 12,250,000

Elsa Alvarado Xoná (hija)
Inmobiliaria Nimche 1 3,325,000

Abner Alvarado Xona (hijo) / Nancy Caal (nuera)
casa 1 57,616.40

Miguel Alvarado Xoná (hijo)
Consultora y Constructora A&A 9 6,015,000

Nora Caal (nuera)
Construcciones Máxima 3 5,845,000

Ángela Alvarado Xoná (hija)
Construcfor 3 5,635,000

Eleonora Xoná

Proyectos Monto
Constructora La Montaña 46 35,420,000
Corporación Dinapak 9 13,840,000

Débora de León Xoná (hija)
CONSTRUFORTE 2 605,000

Allan García Xoná (hijo)
Constructora G & L 16 13,500,000

Dulce Cardona (nuera)
Corporación Lanusse 16 17,775,000

Marcela García Xona (hija)
Corporación Victoria & Requena 14 25,795,000

Mirna Xoná

Proyectos Monto
Constructora Raquel 32 32,145,000

Oscar Soto Cajbon (esposo)
Punto Dorado 6 6,695,000

Deysi Xoná (hija)
Construfer 3 1,155,000
ASTECIC 2 3,465,000

Juan Carlos Soria (esposo)
Constructora La Pedrera 17 21,000,000

Vilma Xoná

Proyectos Monto
Construcciones Lankuyen 17 117,789,750

Eddin Pacay
Multiservicios Josué 1 87,750

Lázaro Xoná

Proyectos Monto
Estrella del Norte 3 1,180,000
Constructura San Lázaro 3 3,310,000
Constructora C&L 1 740,000

Ligia Xoná

Proyectos Monto
COPROBISE 49 39,182,599

Héctor Requena Paz (pareja)
Constructora San Pablo 14 20,655,021.30

Alfonzo Xoná

Proyectos Monto
DICSA 1 700,000

Mauro Xoná

Proyectos Monto
Construmarc 1 260,000

José Xoná

Mayra Xoná Hernández (hija)
Proyectos Monto
G&O 1 2,065,000

Edgar Raul Requena

Proyectos Monto
Construbien 30 40,611,623.33

Tania Morán

Proyectos Monto
Construcciones Allison 6 7,420,000

Mynor Laj Cojoc

Proyectos Monto
Servi-Tech 13 10,130,000

Las casas construidas por los Xoná

Mal construidas, pero bien pagadas

Las siguientes casas fueron construidas por Elsa Xoná en la región occidente del país. Estas fueron evaluadas por el arquitecto Luis Estrada del Instituto de Desarrollo Económico Social de América Latina. Esto como parte de una auditoría realizada a la ejecución de la vivienda social en Guatemala y que será parte de un informe que se presentará en octubre de este año.

En la zona de Paquix, Huehuetenango, la inspección realizada por Coprovivienda muestra que un beneficiado debió colocar él mismo la puerta de su hogar, pues la constructora no instaló el paso de metal que estipulaba el contrato. Además, los residentes de otra vivienda debieron colocar tablas de manera improvisada para cubrir el agujero que les dejaron en la ventana.

“El fondo del asunto es que la vivienda popular debe ser vista como un derecho humano y no exclusivamente como un negocio, donde la gente de escasos recursos la debe aceptar aún en condiciones de mala construcción” asegura Estrada al señalar que otras viviendas tienen serios fallos estructurales, los cuales provocan que la misma se agriete a los pocos meses de haber sido construida.

Por último, el informe señala que el sistema eléctrico de los hogares es realizado de manera tan ineficiente, que los cables queda expuestos “esto es una amenaza porque puede provocar un corto circuito”, concluye Estrada.

Estas son las imágenes del informe: