Fiambre identidad cultural | elPeriódico

editorial

Una delicia de la gastronomía nacional

La despedida al mes de octubre y la bienvenida al de noviembre se las da el fiambre. Ese platillo exquisito mezcla de carnes, embutidos, quesos y verduras, que llena de color las mesas, alegría a las familias e identidad y arraigo durante todo el año a los guatemaltecos al recordarlo, se convierte en el favorito del uno de noviembre, Día de Todos los Santos.



Este año la celebración será atípica, como producto de la emergencia sanitaria que enfrentamos, pero la ilusión y la esperanza por su elaboración predominan en los hogares, muchos de ellos golpeados en su economía por la crisis Covid-19.

Sin embargo, y de forma resiliente, las familias se preparan para esta fecha, y aunque sus fiambres no contengan la diversidad de productos de rebosantes épocas pasadas, con el mejor de los optimismos lo prepararán en casa para disfrutar de la convivencia y la cercanía de quienes más aman, mantener las costumbres guatemaltecas que son el andamiaje de nuestra cultura, y darse un respiro para continuar enfrentando el desafío que representa el momento crucial que vivimos.

Exactamente no se sabe cuál es el origen del fiambre. El fraile Tomas Gage, en el siglo XVII describió un plato parecido al fiambre actual en su “Crónica de Viajes a Guatemala”. Sea cual sea su origen, esta delicia de la gastronomía guatemalteca, que se prepara con la sazón que dan las mejores intenciones y deseos, que abundan en los corazones de quienes lo cocinan, nos hará agradecer y recordar este uno de noviembre, que lo más importante que tenemos es nuestra familia, las buenas amistades, el trabajo y esfuerzo constante, y las ganas de seguir luchando por una Guatemala mejor, confiando en que las crisis pasan, porque finalmente todo pasa.

Y, aunque este uno de noviembre no haya visitas a los cementerios ni barriletes gigantes, carreras de caballos y otras manifestaciones propias de la celebración del Día de Todos los Santos, debemos dar gracias porque tenemos lo principal: la vida.

¡Buen provecho, que disfrute su fiambre!



Deyvid Molina

Día de Todos los Santos y Difuntos en Guatemala

t

Antropólogo, encargado del área de Religiosidad Popular del Centro de Estudios de las Culturas en Guatemala

Color, sabor, olor, representados en costumbres y tradiciones, caracterizan las celebraciones del Día de Todos los Santos y Fieles Difuntos a lo largo y ancho del país. La veneración a los antepasados ha estado presente desde los albores de la humanidad. El Papa Gregorio IV, fijó en el año 837, al 1 de noviembre como día de Todos los Santos, con el fin de recordar a los que han muerto en olor a santidad, pero de los cuales se desconoce sus nombres. En 998, el santo francés Odilón de Cluny instituyó el 2 de noviembre, como el Día de los Fieles Difuntos, para honrar a los fallecidos leales a la Iglesia que esperan la vida eterna.

En Guatemala, los pueblos mayas también enaltecían a sus muertos desde antes de la invasión española, prácticas que se fueron fusionando con las llegadas del Viejo Continente, dando origen a muchas de las expresiones que se conocen en el presente durante los dos primeros días del mes de noviembre, entre ellas:

Visita a los cementerios: el 1 y 2 de noviembre, espacios que originalmente tienen por fin ser la última morada de los guatemaltecos, se ven abarrotados de personas, quienes, con flores, adornan desde la tumba más sencilla hasta el más lujoso mausoleo, como un homenaje a aquellos que los han antecedido en el viaje sin retorno. Este año para contener el Covid-19 los cementerios estarán cerrados estas dos fechas.

El fiambre: fusión de verduras, carnes, embutidos, quesos, especies, entre otras, surge el platillo rey de la gastronomía del mes de noviembre en Guatemala, cuyos orígenes se pierden en el tiempo.

Los barriletes gigantes: dentro de la cosmovisión de los pueblos kaqchikel de Santiago Sacatepéquez y Sumpango, departamento de Sacatepéquez, se cree que estas cometas elaboradas con papel de china, caña de Castilla y cáñamo, llevan un mensaje de los vivos a los del más allá.

Carrera de las ánimas: el municipio huehueteco de Todos Santos Cuchumatán, es el escenario el 1 de noviembre, de una carrera en la cual los jinetes en estado de ebriedad, desafían a la muerte, en la cual se pide además por salud, no sin antes pasar por varios rituales, entre ellos, el derramamiento de sangre de un gallo.

Los Fieros de Villa Nueva: en este cercano municipio a la ciudad de Guatemala, el 1 de noviembre, grupos de personas enmascaradas, desfilan haciendo burlas con el fin de alejar a los malos espíritus que rondan por esos días.

Altares sustituyen visitas al cementerio

  • Guatemala es un polvorín de ideas y tradiciones que se continúan o se improvisan de acuerdo a las circunstancias que viven sus pobladores. Celebrar la tradición del Día de Todos los Santos con la visita a los cementerios será atípica este año, como producto de la pandemia, ya que la mayoría de camposantos permanecerán cerrados los días 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre.

    Sin embargo, este no es un obstáculo para las familias guatemaltecas, quienes conmemoran la partida de sus seres queridos, pues muchas de ellas tienen la costumbre de preparar los altares domésticos, práctica que ahora se incrementará este 1 de noviembre de 2020.

    Para la realización del altar de muertos las familias contemplan elementos básicos como la fotografía del ser querido, ofrendas florales, velas, lienzos de tela como base, un crucifijo, y uno que otro artículo de su preferencia. Hay quienes también colocan en el altar algunas de sus comidas favoritas. Durante las horas acordadas por las familias se hacen oraciones y se comparten anécdotas y experiencias vividas con el difunto.

    “Lo que importa realmente es recordarlos con el corazón, no olvidarlos nunca y tener presente lo que compartieron con nosotros y lo que vivimos junto a ellos”, dice Sonia Molina, una vecina de la zona 5 de la capital, quien hace cinco años perdió a su hijo en un accidente de tránsito, y este año decidió hacer un pequeño altar como ofrenda a su ser querido.

    Hay quienes también los recordarán en sus hogares realizando servicios religiosos, misas, rezados y otras manifestaciones de la cultura judeo-cristiana.




  • Elementos básicos del altar de muertos

    Ofrendas florales
    Velas
    Fotografía del ser querido
    Lienzos de tela
    Adornos de papel
    Crucifijo
    Versículos bíblicos o frases inspiradas
    Artículos o alimentos favoritos del fallecido

    Para su elaboración solo se necesita de la creatividad de los deudos.

Fusión de Culturas y Sabores

El fiambre, que representa la multiculturalidad de Guatemala, es una de las mejores expresiones de la gastronomía nacional. Por ser un platillo de arraigue cultural significativo, el Ministerio de Cultura y Deportes declaró los conocimientos y procesos de elaboración del fiambre como Patrimonio Cultural Intangible de la Nación, a través del acuerdo 880-2019, el 13 de octubre de 2019.

Este año la chef Euda Morales, inspira a las familias guatemaltecas con sus recetas de las dos variantes más conocidas del fiambre: rojo y blanco.
  • 2

    Fiambre rojo

    Ingredientes

    Para 15 personas

  • Vegetales

    6 zanahorias

    1 libra de ejotes

    1 coliflor mediana

    6 remolachas

    1 repollo pequeño

    1 libra de arvejas

    ½ libra de habas

    6 pacayas tiernas



    Salmuera

    1 taza de vinagre

    1 cebolla

    1 manojo de perejil

    2 hojas de laurel

    1 rama de tomillo

    Sal y pimienta al gusto

    Pizca de azúcar

  • Embutidos

    6 salchichas de pavoSanta Lucía.

    6 salchichas Polaca Santa Lucía.

    6 chorizos colorados Santa Lucía.

    6 chorizos negros Santa Lucía.

    6 longanizas Santa Lucía.

    12 butifarras Santa Lucía.

    3 chorizos extremeños Santa Lucía.

    3 chorizos copetín Santa Lucía.

    8 onzas de jamón variado Santa Lucía.

    8 onzas de salami Santa Lucía.

    8 onzas de mortadela Santa Lucía.



    Carnes

    1 gallina

    1 pollo

    6 onzas de lomo de res

    6 onzas de lomo de cerdo

    6 onzas de cecina

  • Caldillo

    1 taza de vinagre

    2 ramas de perejil

    1 cebolla

    ¼ taza de mostaza

    6 alcaparras

    2 tazas de aceite de oliva



    Verduras Enlatadas

    Elotitos, espárragos, chile morrón, hongos, palmito, etc.


    Decoración

    Elotitos, espárragos, chile morrón, hongos, palmito, etc.

  • PROCEDIMIENTO:

    Corte: zanahoria, ejote, coliflor, remolacha en cubos pequeños y el repollo en juliana. Cocine cada verdura por separado, escurra y deje enfriar.

    Cocine: arvejas, habas y hebras de pacaya.

    Salmuera: mezcle vinagre, cebolla y perejil picado, laurel, tomillo, sal, pimienta y una pizca de azúcar. Deje por un día la verdura en la salmuera y en refrigeración. Dé un hervor a los chorizos y longanizas, retire la tripa y corte en rodajas.
    Mezcle las verduras con las carnes previamente cocinadas por separado (gallina, lomo de res y marrano, pollo, cecina) y los embutidos: jamón, salchichón y salami en cuadros, la salchicha, los chorizos y longanizas.

    Caldillo: licúe el caldo de pollo y gallina, vinagre, perejil, cebolla, mostaza, alcaparras, sal, aceite de oliva. Vierta el caldillo a la preparación y deje reposar para que tome sabor. Para servir: coloque en una fuente hojas de lechuga y el fiambre.
    Decore con elotitos, pacayas, espárragos, chile morrón en tiras, huevo duro y espolvoree con perejil picado y queso duro.

    Consejos: Cocine la verdura al dente para que quede crujiente y no se deshaga al mezclarla con el caldillo. Dejar la verdura en la salmuera para que encurta y tome el color rojo deseado.

De cerca

t

Euda Lisseth Morales Ruiz es chef educadora y profesora de la Universidad Rafael Landívar. Es licenciada en Periodismo con postgrados en periodismo digital y periodismo gastronómico. Es autora de cuatro libros de relatos culinarios, tres de ellos se han ganado el reconocimiento internacional del Gourmand World Cookbook Awards.

Los libros son: “Tesoros”, primer lugar,
“Más que un tesoro”: Recetas guatemaltecas con historia, tercer lugar y además fue reconocido este año por representar a Guatemala en la categoría infantil como “Best of the Best of the past 25 years en los Gourmand World Cookbook Awards”, 2020.
“Pa’ comer y Pa’ llevar”: Comidas callejeras del Oriente cubano, 2019. Primer lugar categoría libro digital.
Su cuarto libro “India-Latinoamérica, similitudes y diferencias en sus comidas”, fue premiado este año en India.

Mezcla de sabor y color

El fiambre es una ensalada fría compuesta por más de 50 ingredientes, que se clasifican en cuatro grupos: carnes, embutidos, verduras y quesos. En su preparación se evidencia el sincretismo cultural al combinar los ingredientes del mundo prehispánico como las verduras y aderezos, la herencia española con el aporte de las carnes y embutidos y la influencia árabe con los quesos, las aceitunas, las alcaparras y otras especies. Para su preparación se necesitan entre dos y cinco días.
  • 2

    Fiambre Blanco

    Ingredientes

    Para 15 personas

  • Verduras

    6 zanahorias

    1/2 libra de arvejas

    1 libra de ejotes

    1 coliflor mediana

    ½ repollo

    ½ libra de pacayas tiernas

    ½ libra de garbanzos

    ½ libra de habas tiernas

    12 chiles pimientos


    Salmuera

    2 cucharadas de orégano

    1 onza de alcaparras

    1 ramita de tomillo

    2 hojas de laurel

    4 dientes de ajo

    10 pimientas gordas

    5 clavos de olor

    1 taza de vinagre

  • Verduras en Lata

    Espárragos, elotitos, pepinillos, cebolla encurtida, maíz dulce


    Carnes

    1 pollo pequeño

    1 gallina de 3 libras

    1 libra de carne de cecina

    ½ libra de lomo de cinta


    Embutidos

    6 salchichas de pavoSanta Lucía.

    6 salchichas Polaca Santa Lucía.

    6 chorizos colorados Santa Lucía.

    6 chorizos negros Santa Lucía.

    6 longanizas Santa Lucía.

    12 butifarras Santa Lucía.

    3 chorizos extremeños Santa Lucía.

    3 chorizos copetín Santa Lucía.

    8 onzas de jamón variado Santa Lucía.

    8 onzas de salami Santa Lucía.

    8 onzas de mortadela Santa Lucía.

  • Caldillo

    1 manojo de perejil

    4 tallos de cebolla

    2 tazas de aceite de oliva

    ¼ taza de mostaza

    1 cucharadita de orégano

    2 cucharadas de salsa inglesa

    1 cucharada de sal

    1 cucharada de azúcar

    5 alcaparras

    3 yemas

    1 taza de vino al gusto

    ¼ taza de mostaza

    Líquido de las verduras en lata

    Caldo donde se cocinó el pollo, gallina y carnes


    Decoración

    Queso fresco en tiras, chile chamborote, espárragos, carnes en tiras, remolacha, hebras de pacaya, rábanos, cebollas, col de Bruselas etc.

  • PREPARACIÓN:

    Corte la verdura y cocine con poca agua y por separado (al dente), escurra, deje enfriar y mezcle.

    Agregue la siguiente salmuera: En tres tazas de agua, disuelva: orégano, alcaparras, tomillo, laurel, ajos, pimientas y clavos. Tape y deje hervir por 10 minutos. Al enfriar, cuele y agregue el vinagre.

    Cocine el pollo y la gallina (troceados en piezas) con poca agua (condimente con tallos de cebolla, laurel y tomillo). Corte en fajitas y reserve el caldo. Corte los embutidos en tiras y cuadritos. Pinche los chorizos, butifarras longanizas y cocine por separado y con poca agua. Corte en rodajas. Cocine las carnes en poca agua (condimente con laurel y tomillo). Corte en fajitas. Reserve el caldo.

    Para el caldillo

    Licuar: perejil, tallos de cebolla, aceite de oliva, mostaza, orégano salsa inglesa, sal, azúcar, alcaparras, yemas de huevo duro, caldo del pollo, gallina y carnes. (Puede agregar el líquido de las verduras de lata) y vinagre al gusto. Mezcle las verduras y las carnes, vierta el caldillo y decore al gusto.

    Consejos: Dejar las verduras en la salmuera ayuda a que tomen sabor. Las yemas duras espesan el caldillo y aportan color al mismo. Si agrega remolacha en la decoración, cambiará el color del fiambre

  • Bebidas para disfrutar en familia

    Para apagar el calorcito que despierta la celebración del 1 de noviembre le ofrecemos dos deliciosas bebidas naturales, que podrán disfrutar en familia, y más si todos se unen para prepararlas: La tradicional rosa de Jamaica y el fresco de tamarindo.

    Dos bebidas que aparte de ser deliciosas y sencillas de preparar, son altamente nutritivas y los niños las disfrutarán.

  • 2

    Tamarindo original

    *** para 12 personas ***

    Ingredientes

    3 litros de agua

    2 tazas de tamarindo

    1 raja de canela si lo deseas

    Azúcar al gusto.

    Hielo al gusto.


    Preparación

    Pela y lava el tamarindo
    Colócalo en una olla con un litro de agua y agrega la canela, deja hervir durante cinco minutos a fuego lento.
    Retíralo del fuego y déjalo enfriar.
    Exprime la pulpa de las semillas con un colador en los otros dos litros de agua.
    Endulza al gusto y agrega el hielo deseado. Puedes adornar la mesa con algunos tamarindos alrededor de los vasos.

  • 2

    Rosa de Jamaica natural

    *** Para 12 personas ***

    Ingredientes

    12 tazas de agua

    3 tazas de flor de Jamaica

    1 raja de canela (opcional)

    Azúcar, la que prefieras

    Hielo al gusto

    Preparación

    Agregar al agua las flores de Jamaica y la canela, poner a hervir durante cinco minutos como mínimo.
    Colar y endulzar al gusto, agregar suficiente hielo y ¡listo para disfrutar!
    Puedes poner unas flores de Jamaica alrededor de los vasos para darle ambiente a tu mesa.

  • Dulce tradición

    Postres

    Hacer dulces tradicionales es todo un arte que lleva siglos de prepararse en Guatemala, para las festividades del 1 y 2 de noviembre, con fuertes influencias prehispánicas, españolas y árabes. Para estas fechas se preparan los jocotes y manzanillas en miel, el chilacayote, el ayote o calabaza, las torrejas o molletes, entre otros que son propios de la temporada.

    Hoy les dejamos la preparación de los deliciosos molletes, también conocidos como torrejas, y el ayote que son los favoritos en los hogares guatemaltecos.

  • 2

    Molletes

    *12 porciones*

    Ingredientes

    12 panes de molletes grandes

    6 huevos

    1 1/2 cucharada de harina

    1 taza de azúcar

    2 tazas de aceite

    1 1/2 vasos de crema

    4 onzas de pasas

    12 ciruelas para adornar


    Para la miel

    4 litros de agua

    1 raja de canela grande

    3 pimientas gordas

    2 tazas de azúcar


    Preparación

    Cortar los molletes a la mitad, colocar en la tapa de abajo la crema, unas cinco o diez pasas y ponerle encima la otra tapa.
    Batir las claras de huevo lo suficiente hasta lograr una espuma consistente, echar las yemas de huevo y agregar la harina; batir para integrar muy bien todo.
    Poner el aceite a calentar lo suficiente y agregar los molletes envueltos en el huevo.
    Retirar y colocar en servilletas de papel para retirar el exceso de aceite. Reservar.


    Para la miel

    Colocar la olla con el agua, el azúcar, la canela y agregar unas pasas, dejar hervir por unos 10 minutos para que suelte.
    Dejar caer los molletes y que hiervan unos 20 minutos para que se llenen de sabor.
    Al servir, agregar encima al mollete un poquito de azúcar teñida con tinte natural del color preferido y una pasa.

  • 2

    Dulce de ayote

    *12 porciones*

    El ayote es originario de Mesoamérica, también se le conoce como calabaza y se cosecha en distintas variedades.

    Les dejamos la receta del ayote en miel, uno de los favoritos en las mesas de los guatemaltecos para la celebración del 1 de noviembre.

    Ingredientes

    1 ayote

    2 trozos de panela

    1 litro de agua fría

    5 pimientas gordas machacadas

    Canela en raja


    Preparación

    Lavar y cortar el ayote con la cáscara en trozos pequeños, calculando que salgan 12 o más.
    Poner al fuego una olla grande con el agua, los trozos de ayote, la panela en trozos, las pimientas y la canela. Tapar y dejar hervir durante una hora aproximadamente.
    Retirar del fuego y dejar enfriar.
    Para servir pueden hacerlo en escudillas de barro y sobre manteles típicos para dar un ambiente festivo a su mesa. Pueden colocar algunas semillas secas alrededor de los platos para ambientar.

Embutidos, los ingredientes estrella del fiambre

Una de las cosas que más gusta a chicos y grandes del fiambre es la gran variedad de embutidos que se utilizan para su preparación, ya que entre paso y paso da lugar para que todos vayan picando los trozos de salchichas, jamones varios, chorizos, longanizas, butifarras, salami y mortadela, que son los más utilizados en las cocinas de la mayoría de los hogares guatemaltecos durante la preparación del fiambre.

“¡Solo una vez al año miro tantos embutidos juntos y me encanta ayudar a picarlos, y de una vez aprovecho para probar los distintos sabores!”, expresa Diego Romero de 11 años de edad, quien ayuda a su mamá Leticia Pérez en la preparación del platillo en el residencial Cañadas del Río de San Miguel Petapa. Diego también afirma que:“Picar los embutidos y comerlos es lo que más me gusta del fiambre”.

Y es que los embutidos son los ingredientes estrella de este exquisito plato, que se come en Guatemala el 1 de noviembre, durante la celebración del Día de Todos los Santos.

Al ser cortado en trocitos, los embutidos generosos se vuelve muy abundantes, por lo que son los favoritos de las cocineras guatemaltecas por modestas que sean, ya que al agregarlos al encurtido, acompañados de queso duro, huevos rodajados y perejil picado espolvoreado, se logra un delicioso fiambre que une a las familias y les permite continuar con la tradición, además de lograr arraigo y pertenencia cultural.


  • 2
  • HISTORIA

    El embutido artesanal ha acompañado al hombre desde la prehistoria, ya que este se vio en la necesidad de conservar por más tiempo la carne fresca que sobraba de la caza. En un principio secándola al sol, luego envolviéndola en grasa, más tarde preservándola con ayuda del humo y la cocción del alimento, tras descubrir el fuego. Sin embargo fue hasta el descubrimiento de la sal en tierras orientales, hace unos tres mil años, que la carne se empezó a sazonar, condimentar y embutir por primera vez, con el objetivo de conservarla mejor.

    Con el pasar del tiempo los rudimentarios métodos que se utilizaban para su preparación se han perfeccionado, y el involucramiento de la tecnología en la industria de los embutidos, así como su manejo artesanal de alta calidad, ha permitido que se disfrute este manjar exquisito que llega día a día a los hogares, y que además de ser nutritivo es una delicia al paladar, resultando ser los favoritos para la preparación de las refacciones escolares, y del sector laboral, así como de reuniones y fiestas.

Celebraciones del 1 de noviembre

En un ambiente marcado por la pandemia del Covid-19, y ante una segunda ola de contagios, las celebraciones del Día de Todos los Santos se verán limitadas este año. Las visitas en la mayoría de los cementerios se han suspendido este 31 de octubre y 1 y 2 de noviembre, con el objetivo de evitar las aglomeraciones y que la enfermedad se siga propagando.

Sin embargo, las tradiciones que acompañan a esta celebración continúan fijas en el imaginario de los guatemaltecos, quienes año con año esperan estas fechas para conmemorar a sus seres queridos fallecidos.

Hoy, a pesar de que muchas de las actividades no se realizarán en los espacios públicos, les traemos estampas de las distintas tradiciones que se celebran a lo largo y ancho del país, para que el recuerdo continúe vigente en las mentes de los guatemaltecos.

  • 2

    Carrera de las Ánimas o de Cintas

    Todos Santos Cuchumatán, Huehuetenango, ubicado a 310 Km. de la Ciudad de Guatemala destaca el 1 de noviembre por realizar una de las tradiciones más aguerridas que ya lleva cientos de años: la carrera de las Ánimas, también conocida como la corrida de cintas o juego de gallos. En esta carrera, envalentonados jinetes al calor del licor desafían a la muerte, recorriendo a lomo de caballo una carretera de terracería. Los intrépidos jinetes vestidos con trajes ceremoniales que incluyen pañuelos coloridos, cintas rojas y sombreros con plumas de colores, realizan este ritual en honor a los difuntos, sin saber si será su última montada.


    2

    Convite de fieros

    El Convite de los Fieros que se celebra en Villa Nueva desde hace 256 años, y que fuese declarado Patrimonio Intangible de la Nación, según Acuerdo Ministerial 642-2005, es una de las tradiciones más antiguas del 1 de noviembre. Este baile era efectuado por los pueblos indígenas para alejar los malos espíritus y satirizar la vida de los españoles, lo cual se ha trasladado a la atmósfera política actual. Aproximadamente unas mil 500 personas enmascaradas participan en el desfile que dura unas seis horas. Las principales calles de Villa Nueva se llenan de comparsas y grupos musicales que compiten en distintas categorías.

  • 2

    Coronas y flores para decorar

    A la celebración le acompañan manifestaciones populares que ayudan a sostener la economía informal, de la que viven miles de guatemaltecos, entre estas la venta de coronas y flores que se ofrecen en los alrededores de los cementerios. Muchas familias se inclinan por las coronas elaboradas con papel encerado, que ya son una tradición, por ser un poco más duraderas a la intemperie que las elaboradas con flores naturales. Las ventas de flores también son típicas en las afueras de los cementerios.

    2

    Danza de moros

    Una de las actividades más coloridas y alegres que se realizan en las afueras de los camposantos en algunos municipios y departamentos de Guatemala es la tradicional danza de los moros, que cuenta la historia de la batalla entre moros y cristianos, y que tiene sus orígenes en España. El color de los trajes de los moros llena de esperanza el alma atormentada de los deudos que acuden a rendir homenaje a sus difuntos.

  • 2

    Barriletes Gigantes

    El color, diseño, tamaño y motivos con los que se elaboran los barriletes gigantes de Santiago Sacatepéquez y Sumpango han puesto al departamento de Sacatepéquez en la mira de miles de turistas durante la celebración del 1 de noviembre, sin embargo este año será la excepción. En un ambiente teñido por la pandemia, los festivales de barriletes gigantes se suspendieron al público. Cada barrilete emplea hasta 20 metros de bambú y papel de china, y unos seis meses para su elaboración. Entre 10 a 35 personas se necesitan para poder elevarlos 10 metros.


    2

    Vuelo de barriletes

    Hacer los barriletes en casa para volarlos con los aires de noviembre, es una costumbre que aún se mantiene, y que une a padres e hijos durante la temporada. Aunque la tradición de hacerlos en casa se ha ido reemplazando poco a poco con la compra de barriletes artesanales o de manufactura extranjera, volarlos en familia es una tradición que continúa viva y procura la unión en los hogares.


  • 2

    Homenaje a los difuntos

    La visita a los camposantos para homenajear a los difuntos es el eje de la celebración del 1 y 2 de noviembre. Es una fecha en la que se conmemora a los seres queridos que partieron al más allá. En esta fecha miles de familias llegan a enflorar las tumbas de sus parientes, realizan homenajes llevando música de mariachi o marimba, mientras que en algunas regiones del país las familias comen en los cementerios y llevan los platillos y las cabeceras o postres preferidos de sus difuntos.

    2

    Catacumbas de la Catedral

    Uno de los paseos tradicionales es la visita a las catacumbas o criptas de la Catedral, abiertas de forma gratuita solo el 1 y 2 de noviembre. En este espacio se encuentran los restos mortales de personalidades de la vida religiosa y social de Guatemala. La galería subterránea cuenta con tres criptas: La de los prelados, la que se ubica bajo la nave de la Epístola y la que corresponde a la Sacristía Mayor. En el lugar reposan los restos de autoridades eclesiásticas, entre ellos el presbítero José María Batres y Nájera, quien fue rector de la Universidad de San Carlos, así como del expresidente José María Reyna Barrios. También los de los clérigos Luis Javier Muñoz y Capurón, Próspero Penados del Barrio, Juan José Gerardi Conedera y Julio Vian Morales, entre otras personalidades.

  • GERENTE COMERCIALIZACIÓN: Fröken Donis
  • EDICIÓN Y REDACCIÓN: Isabel Herrera
  • DISEÑO: Daniel Lux Sandoval
  • Oficina:1a Avenida, La Brigada, 13-30 Colonia San Ignacio, zona 7 de Mixco, Parque Industrial de San Ignacio (Mixco). Bodegas No. 1-118 y 1-118A (Bodegas elPeriódico)
  • Teléfono: (502)2427-2300, extensiones 2332 y 2333
  • Suscripciones: 2427-2323