publicidad


Logra que tu Bono 14 rinda

Algunos consejos que te serán útiles para administrar bien no solo tu ingreso extra, sino también tu salario mensual.

Administrar correctamente el dinero que te llega cada quincena no es una misión imposible, pero si ya estás en un círculo vicioso en el que el dinero no te dura ni un suspiro, te decimos cómo poner orden y lograr que tu ingreso te dure, por lo menos, hasta el siguiente día de pago.

Día de pago

Si primero gastas, es muy probable que al final no ahorres lo suficiente para tener un fondo de emergencia o cumplir tus metas. Invierte el orden. Con tu próximo sueldo, destina primero un porcentaje al ahorro. Puedes empezar apartando el 10 por ciento de lo que te llegue. Define cuales son las prioridades de tus gastos, pero toma en cuenta que el pago de tu renta o hipoteca no debe exceder el 30 por ciento de lo que ganes. Las otras deudas a pagar tampoco deben de pasar del 30 por ciento.

El resto de tu dinero va a tus gastos que puedes adaptar según tu estilo de vida: gasolina para tu carro, salidas con amigos o comer en un restaurante.

Bloquea el tarjetazo

¿Gastas más cuando tienes el dinero en la tarjeta? Usa una parte en efectivo y mantén el resto en instrumentos financieros. Por ejemplo, tenerlo en un fondo de inversión evita que lo tengas disponible inmediatamente. Esta estrategia puede ser útil en esta temporada de alto consumo, en el que puede ser muy tentador hacer algún gasto emocional.

Vigila tus gastos hormiga digitales. Cuida cuánto desembolsas en apps de transporte, compras por internet, suscripciones a apps o plataformas digitales que no usas.

Sumas y restas

La base que te permitirá saber de cuánto dinero dispones y cuánto necesitas para cubrir tus gastos es tu presupuesto. Para elaborarlo, identifica tus ingresos y gastos, que pueden ser fijos o variables. Es decir, en el primer caso, el dinero con el que cuentas mes con mes, y aquel que obtienes por algún trabajo como “freelancer”; y aquellos pagos que debes hacer, como la renta, y aquellos que son poco usuales como, salir de vacaciones, ir al cine u otro gusto.

Si al hacer tu registro te das cuenta de que gastas más de lo que ganas, debes volver a empezar.

Misión presupuesto

Toma como base qué quieres lograr con tu dinero y ahorra para metas fijas. Contempla también la creación de un fondo de emergencia, que para expertos debe llegar a ser de tres meses de salario.

¿Un gustito?

Por supuesto, no se trata de que dejes de comprarte cosas “extra”. Pero antes de hacer el gasto, pregúntate si necesitas o no lo que vas a comprar. Evita endeudarte con bienes que no sean duraderos.

También para la fiesta ponte un presupuesto y evita excederte. Puedes calcular cuánto vas a gastar en la salida con tus amigos y lleva el efectivo para evitar la tentación de dar tarjetazo ya enfiestado.

Puede ser que te des cuenta de que necesitas un trabajo mejor remunerado o bien generar ingresos adicionales, lo que puedes lograr a través de venta de cosas que ya no usas.

*Con información de Agencia Reforma

publicidad