• LUGARES TURÍSTICOS:
  • Volcán de Agua
  • Cerro de la Cruz
  • Hobbitenango
  • Corazón de Agua

Sacatepéquez

Sacatepequéz

La etimología de Sacatepéquez proviene sacat que significa yerba o zacate y tepet que quiere decir cerro; por lo tanto Sacatepéquez es sinónimo de Cerro de yerba o zacate. Este departamento se distingue porque es donde se ubica la ciudad colonial de Antigüa Guatemala. Dentro de sus festividades y conmemoraciones más esplendorosas está la Semana Santa antigüeña, con procesiones, comidas y las alfombras de aserrín.



Clima: templado.

Ubicación Geográfica: Situado en la región Central. Limita al Norte, con el departamento de Chimaltenango; al Sur, con el departamento de Escuintla; al Este, con el departamento de Guatemala; y al Oeste, con el departamento de Chimaltenango.

Idioma: español y kaqchikel.

Finca La Ruta del Yalú

El proyecto surge con la iniciativa de promover y mostrar al mundo las maravilla naturales de Guatmala, abriendo sus puertas al público como un parque eco-turístico, en el cual sus visitantes podrán disfrutar de un tour por las plantaciones de café, de mora, para visitar el ganado, también para montar caballo o practicar ciclismo, canopy y pesca.

Además, es posible adquirir los productos que son fabricados dentro de la finca como: miel natural cien por ciento de abeja, al igual que la leche y las jaleas de mora, café y trucha arcolris.

Ubicación

Km 43.5 Carreterra Interamericana, Sumpango, Sacatepéquez.

Costo

Q40.00 la entrada para personas mayores de 10 años. Las actividades dentro de la finca tienen un costo adicional: paseo a caballo Q40.00; Tour de pesca Q40.00; Tour Cafetalero Q35.00; Tour de cosecha de moras Q40.00; Tour en bicicleta Q40.00; Canopy Q150.00; Escalada en pared Q50.00; y Tour de ganado Q40.00.

Horario

Abierto todos los días de 8:00 a 16:30 horas.

Contacto

2332-4782 / 2331-3975. Para fin de semana: 4079-7043, [email protected]

Editar Para Abrir Camino

Los Zopilotes es una editorial artesanal que edita desde La Antigua.

Hace cuatro años Eynard Menéndez se encontró en una encrucijada: quería publicar un libro pero no encontraba una editorial que lo respaldara. Ante esta situación, decidió tomar un paso al frente y, junto con un colega, imprimieron el libro por su cuenta. El resultado fue un objeto artesanal que hizo eco en ambos y su entorno. Esto lo motivó a seguir con el proyecto y buscar más interesados. Así nació el Proyecto Editorial Los Zopilotes, que avanza ya hacia su quinto año de labores.

Tras el primer encuentro con la edición, Menéndez continuó editó a un grupo de amigos con quienes tenía un colectivo en su Antigua natal. “Sacamos una antología de este colectivo y así nos dimos cuenta de que había más gente

que estaba en la misma situación, que escribía cosas chileras y no tenía cómo sacarlas adelante”, recuerda.

En la actualidad, Los Zopilotes cuenta ya con un catálogo de 19 publicaciones en formato cartonero (hecho de forma artesanal y con materiales que se reciclan). “Las editoriales tradicionales no te voltean a ver si no sos alguien reconocido. Me parece súper gracioso y es como con los trabajos, te piden dos años de experiencia pero de dónde la vas a sacar si nadie te da trabajo”, puntualiza el escritor (nacido en 1990 y egresado de la Letras por la Usac) para hacer ver los retos de la edición en el país. Por ahora, la editorial continúa en pie tanto en la parte de edición como en la de promoción de certámenes literarios –realiza concursos anuales. El año pasado tuvo uno de sus principales logros al publicar un libro de Francisco Méndez, Premio Nacional de Literatura.

Los Dulces Típicos, una Mezcla de Sabores

Todos los municipios de Sacatepéquez tienen su encanto y también una historia que contar, una historia nutrida por la cultura kaqchikel que posteriormente a la conquista de sus pueblos fue dando paso a una época colonial la cual se caracteriza, por trabajar en un desarrollo social, económico y cultural de la cual fueron emergiendo valores en artes, ciencias y letras.

De lo anterior se consolida una ciudad referente declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad: Antigua Guatemala la cual me permitiré llamarle “el postre” de ésta edición.

La fuerte influencia de la cultura española en la cultura maya indígena, fue dándole forma a una mezcla culinaria de sabores e ingredientes que hoy reconocemos como platillos tradicionales y los llamados “dulces típicos”, éstos últimos que deseo hoy exaltar.

Antigua Guatemala resguarda en ella una fiesta, mazapanes, colochos de guayaba, cocadas, nuégados, quiebra dientes, suspiros, africanos, huevos chimbo, zapotillos, pepitorias, frutas cristalizadas y canillas de leche quedándome corta en seguir nombrando; agregando otra de las partes dulces referentes del país tales como: las torrejas, el chilacayote y el flan antigüeño.

Esta parte dulce del departamento de Sacatepéquez, considero toma una mística por las técnicas aportadas por las monjas de los conventos establecidos en Antigua Guatemala que se combinaron con las técnicas locales, dando resultado incluso a una parte visual manifestada en los empaques “cajitas de madera pintadas a mano” de vendedores ambulantes.

Sí, Guatemala está viva y con un dulce corazón latiendo.

INSTAGRAM