• LUGARES TURÍSTICOS:
  • Finca Patrocinio
  • Takalik Abaj
  • Xetulul
  • Laguna Guiscoyol

Retalhuleu

Retalhuleu

Por sus habitantes es conocido como La Capital del Mundo. Su etimología proviene de las voces quichés retal que significa Señal, hul que significa hoyo y uleu que significa tierra, lo que es igual a: hoyo en la tierra, con los elementos del idioma quiché, se traduce en Señal de la Tierra.



Clima: cálido.

Ubicación Geográfica: se encuentra situado en la región Sur Occidental de Guatemala. Limita al Norte con Quetzaltenango, al Sur con el Océano Pacífico, al Este con Suchitepéquez; y al Oeste San Marcos.

Idioma: español, k’iche’ y kaquchikel.

Reserva Natural Patrocinio

Es un lugar que ofrece experiencias únicas como: el conocimiento de la cultura rural, paisajes espectaculares para fotografía de naturaleza, mirador para la vista de los volcanes Santa María y Santiaguito, camping, torre de observación de aves, relajación en la poza de agua de montaña y caminatas por los bosques vírgenes.

En la Reserva Natural Patrocinio podrás tener la oportunidad de hacer un tour guiado por las plantaciones de café y los cultivos, también podrás visitar el puente colgante y adentrarte por el bosque tropical.

Hospedarse en la Reserva Natural Privada Patrocinio es, descansar en una acogedora cabaña en medio del bosque. El lodge está construido con materiales locales que crecen dentro de la reserva.

Ubicación

Se encuentra en la región conocida como Palajunoj en el Municipio de El Palmar, Quetzaltenango, su único acceso es por Retalhuleu.

Costo

Los visitantes deben pagar por el tour o actividad que desean realizar y reservar con anticipación el día para hacerlo. Estas son las tarifas por persona: Tour avistamiento de aves Q100.00; Tour bosque subtropical Q35.00; Tour Agroturismo Q55.00; Tour de la reserva Q75.00; Tour bosque y aventura Q175.00; Camping Q175.00. El costo por hospedaje es: Habitación doble Q375.00; Habitación Triple Q315.00; Habitación Sencilla Q520.00.

Horario

Lunes a Domingo de 7:00 a 20:00 horas.

Contacto

[email protected] / 5475-1250 / www.reservapatrocinio.com

Helados Para Saborear La Niñez

Desde niña, Nineth Hidalgo se inició en el mundo de los helados de nieve artesanales. Un negocio familiar que inició su tía Cándida, quien se encargaba de producir helados a base de leche y crema especial neutra y con una variedad de sabores naturales que conquistaron el paladar de varias generaciones de niños de Retalhuleu.

Desde los ocho años, cuando visitaba a su tía, Nineth se interesó el proceso de congelamiento, actividad que la entretenía al punto de apasionarla y, como valor agregado, le pagaban por hacerlo, comenta.

Sin embargo, su tía murió cuando ella tenía 17 años. Esto provocó que la producción de helados artesanales se estancara. No fue hasta diez años después, cuando Nineth tuvo que empezar con la celebración de los cumpleaños de sus hijas, que se le ocurrió la idea de desempolvar la receta de helados para que los pequeños invitados degustaran en la fiesta.

El sabor despertó también el interés de sus amistades y conocidos de que sus propias fiestas fueran amenizadas por esos sabores naturales de antaño. Esto la motivó para iniciar su propio negocio.

“Mi tía estaba enferma de sus piernas, por lo que yo me empeñaba en ayudarla a cocer la leche y aprendí el punto exacto a la hora de hervir en que se le agregan los huevos. Es un momento delicado, pero lo aprendí bien. Todos los procesos los hice tal como lo indica la receta”, comenta Nineth.



Ahora la fábrica está en su casa de Retalhuleu y mantiene un punto de venta en el centro de aquel departamento. Abastece a restaurantes y hoteles de manera periódica, donde los ofrecen a sus clientes como “helados de la casa”. Sin embargo, está en el proceso de patentizar la marca Helados El Niño, para expandirse. Fue una de los 75 emprendedores ganadores en el programa de apoyo a emprendedores de Emprendamos Guate. Entre los sabores más populares figuran la chaya, una yerba altamente nutritiva, café, fresa, nance y cualquier fruta que se desee. Eso sí, con la receta original heredada.

INSTAGRAM