• LUGARES TURÍSTICOS:
  • Iglesia de Santo Tomás
  • Laguna Lachua
  • Pascual Abaj
  • Laguna Lemoa

Quiché

Quiché

El área que comprende Quiché, estaba distribuida hasta 1872, entre los departamentos de Sololá/Suchitepéquez y Totonicapán/Huehuetenango; tras la Reforma Liberal de 1871, el presidente de facto provisorio Miguel García Granados dispuso crear el departamento de Quiché para mejorar la administración territorial de la República.



Clima: frío.

Ubicación Geográfica: situado en la región noroccidental de Guatemala. Limita al norte con México; al oeste con Huhuetenango; al suroeste con Totonicapán; al sur con Sololá y Chimaltenango; y al este con Baja Verapaz y Alta Verapaz.

Idioma: uspanteko, ixil, sakapulteko, k’iche’ y español.

Laguna Lemoa

La laguna es conocida como el “espejo azul del cielo”, debido a que sus aguas son puras y cristalinas, tiene un profundidad de 200 metros. Es un lugar perfecto para dar paseos alrededor de la laguna, y también es posible recorrer la laguna en canoa. En el lugar hay churrasqueras, para poder tener un almuerzo delicioso en familia, con una vista espectacular.

En el transcurso de los años, la Laguna Lemoa se ha convertido en un orgullo de la región, por su increíble belleza.

Ubicación

Santa Cruz del Quiché. Se encuentra a la altura del kilómetro 158 de la Carretera Nacional 15, al llegar a los Encuentros, debes dirigirte a Santa Cruz del Quiché, aproximadamente a unos 12 kilómetros después del cruce a Chichicastenango.

Costo

El parqueo tiene un precio de Q5.00 y el paseo en canoa por la Laguna Lemoa es de Q10.00.

El Arte Habita En Chichicastenango

Un emprendimiento cultural lleva lo más fresco del arte contemporáneo al corazón del altiplano.

Diego Ventura es artista y curador. Estudió Ciencia Política y restauración e hizo camino en el mundo del arte contemporáneo guatemalteco. Gracias a al fuerte nexo con su identidad K’iche’, los estudios aprendidos le sirvieron para llevar estos conocimientos a su comunidad y convertirse en un emprendedor cultural en Chichicastenango. Se trata de Espacio Ce, una galería centro cultural que actualmente funciona en esa localidad.

El lugar elegidio para el proyecto fue el restaurante de sus padres. Este funciona desde la década de los noventa. Ventura supo que era el lugar indicado y abrió la galería como un espacio de convergencia.

“Las propuestas han sido diversas y hemos encontrado muy buenos aliados en el camino, desde los herederos del legado Quiroa, hasta los artistas emergentes. El diálogo ha sido fructífero ya que se ha establecido una red de conexiones con diversos actores culturales”, expica.

No obstante, los planes van más allá. Para este año presentará la “primera parte documentada de la colección ‘Chichicaste’,q ue es una iniciativa formal de coleccionismo en artes visuales”, indica. Es la primera colección de artes visuales formada por una familia maya K’iche’ en el altiplano. Está compuesta por más de 150 obras y hara la presentación de 15 de ellas debidamente documentadas con un ensayo sobre la conformación material e intelectual del material.

Sak’por, Platillo Ceremonial

Sak’por se le llama al platillo ceremonial de Chichicastenango. Se sirve para agradecer y celebrar distintas ocasiones, como: festejar y alimentar a los agricultores después de la siembra del maíz, bodas y momentos especiales. Es un caldo de gallina o chompipe con vegetales cocidos (el nuestro llevaba papa, güicoy, güisquil, zanahoria, chile pimiento, apio y cebollín) y espesado con harina de maíz blanco o sak’por, a modo que quede como un atol salado.

El Pop Wuj cuenta la historia de Jun Junajpu y Wuqub junajpu, los padres de los héroes gemelos, Junajpu e Xbalamke, que, al ser asesinados por los señores de Xibalbá, cuelgan la cabeza de Jun Junajpu de un árbol de morro. Al sentir la cabeza en sus ramas, el árbol comienza espontáneamente, a llenarse de frutos, al punto que ya ni se distinguía entre los morros y la cabeza. Este acontecimiento llegó a oídos de una doncella, llamada Ixkik’, quien no resistió la curiosidad y fue a buscar el árbol. Cuando lo encuentra, la cabeza de Jun Junajpu la embaraza a través de un escupitajo que le cae en la mano y así es como nacen Junajpu e Xbalamke. Tomar atol de maíz en un vaso de jícara (que representa la cabeza de Jun Junajpu) es como tomar de esa semilla primordial que permitió que todo existiera. Es esa semilla engendrada, no a través de una relación sexual, sino a través de la voluntad y de la mente. Se acostumbra tomar atol en jícara para celebrar el año nuevo maya y los equinoccios.



El Sak’por siempre se sirve con tamalitos blancos envueltos en hoja de milpa. En Quiché se comen los tamalitos chiclosos. Para saber si el tamalito está listo, le pegan y si suena bofo, es que ya está.

Ver a las mujeres de las familias compartir y cocinar, es ver esa danza femenina, a través de la cual las mujeres colaboran, comparten sus secretos, se dan consejos, hablan de sus recuerdos y aprenden unas de otras. Saben que juntas son más fuertes y se unen en la importante labor que es nutrir. Ellas están donde está el fuego, en la cocina, que es el corazón de las casas.

INSTAGRAM