• LUGARES TURÍSTICOS:
  • Volcán de Ipala
  • Laguna de Ipala
  • Cuevas de AndaMira
  • Volcán las Víboras

Jutiapa

Jutiapa

Llamada “La Cuna del Sol”, por su posición en la cordillera volcánica. Se calcula que cadena volcánica se formó hace aproximadamente tres y ocho millones de años, durante los períodos del Mioceno y Plioceno, de la era Terciaria, y otra parte hace menos de dos millones de años, durante la era Cuaternaria.



Clima: cálido, templado.

Ubicación Geográfica: Situado en la región suroriental de Guatemala. Limita al norte con Jalapa y Chiquimula; al este con El Salvador; al sur con el Océano Pacífico; y al oeste con Santa Rosa.

Idioma: español.

Cueva de Andá Mirá

La cueva surgió hace miles de años, producto de actividad volcánica y la fuerza erosiva del agua subterránea. De hecho, actualmente sus aguas son azufradas y nacen de la montaña a su alrededor. Además, la temperatura del agua es templada y son perfectas para aliviar el calor de Jutiapa.

Los pobladores a los alrededores de la Cueva de Andá Mirá tienen la creencia que las aguas poseen efectos curativos. De hecho, las aguas que provienen de la grupa desembocan a una hermosa cascada hacia el río Pululá, el que también puede ser observado desde las piscinas.

Ubicación

Jalpatagua, Jutiapa. Se encuentra a 115 kilómetros de la ciudad, a un costado de la carretera que conduce a la frontera entre El Salvador y Guatemaal, en Valle Nuevo, se encuentra la entrada a las grutas.

Costo

Q5.00 por persona.

Horario

Es recomendable visitar por la mañana, a partir de las 6:00 horas.

De La Adversidad a La Conquista del Mercado Extranjero

Los jocotes han sido un vehículo para que una comunidad busque el progreso.

La tierra templada de las partes altas de montaña del municipio de Quesada, en Jutiapa, ha sido el área que produce la mejor calidad de jocotes de corona de la región. Ostenta una altitud promedio de entre mil 200 a mil 600 metros sobre el nivel del mar, que son las condiciones adecuadas para una buena producción del cultivo.

Sin embargo, como todo cultivo, está propenso al ataque de enfermedades y la que más daño ha causado al sector es la enfermedad conocida como citoplasma.

Es transmitida de una planta enferma a una sana por medio de un insecto (vector) y se propaga en toda la plantación. Atacó a los productores y estos debieron buscar apoyo.

De esa cuenta, los productores se agruparon en la Asociación Integral de Desarrollo Agrícola (Asipro) y encontraron el apoyo técnico por parte de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), por medio del Proyecto de Donaciones Pequeñas del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Así, lograron realizar estudios de la fruta con técnicos especialistas que encontraron la solución para controlar de manera definitiva la dañina enfermedad del cultivo, según comenta Gerardo Rojas, uno de los 26 miembros de Asipro.

Les enseñaron el complejo sistema para controlar al insecto transmisor por medio de controles culturales y erradicación de plantas infectadas, aplicación de organismos vivos benéficos y aplicación de repelentes naturales. De esa cuenta obtuvieron una mejor calidad, tamaño, color y dulzura del jocote de corona.

Ahora, el producto se exporta a Estados Unidos y, por la cercanía con El Salvador, también gran parte de la producción de temporada es destinada para el vecino país, donde la fruta es popular. Los 26 asociados cultivan una extensión de 30 hectáreas simultáneamente, con lo que alcanzan una producción de unos 4 mil quintales de jocotes.

INSTAGRAM