• LUGARES TURÍSTICOS:
  • Río Dulce
  • Castillo de San Felipe
  • Ruinas de Quirigua
  • Sendero Las Escobas

Izabal

Izabal

Su nombre se deriva de la palabra vasca Zabal, que significa, ancho o bahía ancha. Izabal es el sitio perfecto para pescar, bucear, esquiar y practicar todo tipo de deportes acuáticos. Es un departamento mayoritariamente agrícola, dedicado al cultivo de banano, arroz, maíz y frutas. Posee un rico ecosistema, propiciado de una gran vegetación que sirve como hábitat de diversas especies, haciendo de esta región un caribe de gran belleza natural.



Clima: cálido, tropical.

Ubicación Geográfica: situado en la región nororiental de Guatemala. Limita al norte con Petén, Belice y el mar Caribe; al sur con Zacapa; al este con Honduras; y al oeste con Alta Verapaz.

Idioma: Español, garífuna y Quekchí.

Parque Ecológico El Boquerón.

Es un paraje natural, un gran cañón natural, conformado por paredes gigantes de roca de más de 100 metros de altura, en medio de ellas pasa el Río Sauce, cuyas aguas son tibias, cristalinas y navegables en cayuco. El Boquerón es una reserva privada en la que habitan diversas especies, como monos aulladores y aves. Es posible hacer un recorrido por el río que tarda un aproximado de dos horas y media, hasta llegar donde desemboca en el Lago de Izabal.

Es posible zambullirse en las aguas del Río Sauce dentro de las instalaciones del parque ecológico, también se puede practicar rappel por las laderas enormes.

Ubicación

Localizado a 11 kilómetros de Río Dulce, sobre la carretera que conduce al Castillo de San Felipe.

Costo

Q40.00 el costo del parqueo, entrada Q25.00 y el alquiler del cayuco Q15.00.

Poligrafía pionera en Izabal

Kidea es una empresa dedicada a realizar pruebas para pre empleo y auditoría.

Abner Nova trabajó por más de quince años para una empresa de transporte. Sin embargo, la adversidad lo alcanzó de pronto el año pasado: fue despedido. Lejos de dejarse vencer, Nova decidió afrontar la pérdida por medio del emprendimiento. Evaluó sus capacidades y a partir de eso fundó Kidea, una empresa dedicada a proveer servicios para reclutamiento. Ahora, el objetivo es claro: ser la primera compañía en ofrecer el servicio de poligrafía en Izabal.

Al igual que él, varias personas perdieron su trabajo en los meses siguientes y la oferta de empleo era cada vez menor. “No sabía qué hacer porque no lograba conseguir trabajo en ese momento”, relata. No obstante, una conversación con su esposa sobre las capacidades que había obtenido como administrador en su anterior puesto lo llevó a tomar la decisión de iniciar una empresa de poligrafía. El objetivo era prestar el servicio a las empresas locales que tienen que pagar el doble por las pruebas a compañías de la ciudad capital, pues estas cobran viáticos. Kidea ofrece servicios de poligrafía para pre empleo y autorías y próximamente prestará servicio de reclutamiento y capacitación de aplicantes.

Las Mujeres del Quetzalito:
La Posibilidad de Ser Las Guardianas de Su Comunidad

En Quetzalito, la gastronomía se parece mucho a la cocina garífuna que encontramos en Livingston. Esto es porque la gastronomía caribeña le pertenece a toda la región del caribe, trascendiendo varios límites fronterizos. La gastronomía caribeña es el resultado de una mezcla de culturas y lo que éstas hicieron con los productos que estaban a su alcance, como el coco, el pescado, los mariscos, los plátanos, los bananos, la yuca y el yampi, entre otros tubérculos. En Quetzalito, a la sopa estilo «tapado» se le llama sopa de coco. No es precisamente idéntico al tapado garífuna, ya que lleva ingredientes adicionales como: culantro ancho (zamat), achiote para el color y una mezcla de sal, pimienta y comino, muy utilizada en Honduras.

Después de enfrentarme a los problemas ambientales que sufre Quetzalito, conocer a las chicas me iluminó el día. Escuchar sus logros, sus sueños y lo claro que tienen su rol en la protección del ecosistema, utilizando además la gastronomía como medio (que ya les está abriendo puertas) me hicieron sentir inspirada. Entendí que el futuro está en ese empoderamiento comunitario. ¿Quién más va a mejorar un espacio si no quiénes viven en él? Entendí que la gastronomía tiene la fuerza de jugar un papel fundamental, no solo en el desarrollo individual, sino también en el desarrollo de una consciencia colectiva del mundo que nos rodea que, como diría Cynthia, es el único que tenemos para vivir.

El futuro está en entender que todo está conectado. Está en entender que no podemos separar un platillo final de los ingredientes que vienen en él, ni del ecosistema del que estos ingredientes salen o del bienestar de las comunidades que trabajan a diario para cultivar, cosechar o pescar estos ingredientes y, por supuesto, del bienestar de los ingredientes en sí, tanto antes de convertirse en ingredientes como cuando ya lo son. «El siglo XXI será femenino», pero no hablo de la mujer en sí. Hablo de los aspectos femeninos que todos llevamos dentro, como «sostener la vida» (de allí la palabra sostenibilidad). Hablo de cuidar, de proteger, de sustentar y nutrir… las chicas de Quetzalito lo saben.

INSTAGRAM