• LUGARES TURÍSTICOS:
  • Sierra de las Minas
  • Parque Guaytán
  • Río Hato
  • El Jícaro

El Progreso

El Progreso

Desde tiempos históricos ha sido conocido como Guastatoya o Huastatoya. El nombre original de este territorio se deriva de las voces provenientes de la lengua náhuatl, guaxht que significa morros, y atoyac que se traduce como último; o sea el punto de los últimos morros, lo cual se interpreta como el lugar donde termina el frío y comienza el calor. También se le conocía como Casa Guastatoya, por contar con una especie de parador donde hacían alto los viajeros, en especial los que iban en peregrinación a Esquipulas.



Clima: cálido.

Ubicación Geográfica: Se encuentra situado en la región nororiental de Guatemala. Limita al Norte con Alta Verapaz y Baja Verapaz; al Sur con Guatemala y Jalapa; al Este con Zacapa y Jalapa; y al Oeste con Baja Verapaz y Guatemala.

Idioma: español.

Parque Arqueológico de Guaytán

Es un sitio arqueológico, perteneciente al período preclásico tardío hasta el clásico tardío, (250 AC. a 900 DC.) de la cultura Maya, siendo una ruta muy importante de comercio en esta época, debido a que existían talleres de jade y canteras de jadeíta.

En el parque son conservados: un centro ceremonial, 142 montículos, tres templos y dos campos para juegos de pelota, varios entierros, el más antiguo fechado en 200 A.C., cinco esculturas y 14 tumbas monumentales. Las construcciones que se encuentran en el parque, en su mayoría, fueron hechas de piedra laja y tienen la característica de ser una ciudad defensiva por su ubicación encima de un cerro.

Ubicación

Se ubica a cuatro kilómetros de la cabecera municipal.

Costo

Entrada gratuita.

Contacto

Facebook: Página Municipalidad de San Agustín Acasaguastlán.

Salud con Chalim

Esta empresa ha aprovechado el clima del Corredor Seco para generar oportunidades en la región.

El limón, la moringa y el morro son parte de las frutas y plantas que cultiva, comercializa y distribuye Productos Chalim, un emprendimiento de Nery Gonzalo Arriaza Beltetón en El Progreso. Cuenta que el nombre de la marca surgió de la conjugación de las palabras Cha (su nombre en diminutivo, Chalo) y Lim (por limón), con el cual abastece una variedad de productos naturales en 11 departamentos del país.

Arriaza inició su empresa hace 11 años al secar limón bajo el sol. En este sentido, el clima caluroso del Corredor Seco le ha representado una ventaja. “Recibimos el sol con alegría y gozo, pues vemos el cambio climático como una oportunidad”, dice, además de que uno de sus diferenciadores ha sido el uso de abonos orgánicos.

Actualmente, Productos Chalim cuenta con una red de unos 75 productores locales que abastecen la materia prima para sus diferentes productos, los cuales procesa y comercializa. Los productos que distribuyen son, cúrcuma, té verde, diente de león, ortiga, arándanos deshidratados, alcachofa, orégano silvestre y stevia, entre otros.

Bajo el lema “Una vida plena”, los productos naturales de Chalim logran incursionar cada vez más en un consumidor interesado en llevar una vida saludable. Ahora cuenta con 15 empleos directos, dos distribuidoras, una en la capital, que también es punto de referencia para otros pequeños emprendedores; una segunda, en Cobán, Alta Verapaz, y recientemente introdujo las compras online.

Un Vital Paso de Acceso Comercial

Como cocinera, reconozco al departamento de El Progreso como un vital paso de acceso comercial, siendo por lo mismo que no observo el asentamiento de una cultura ancestral. Pese a lo anterior, si noto y puedo degustar dentro de su cocina cotidiana la valoración y combinaciones de ingredientes exquisitos dentro de preparaciones que podríamos considerar parte de la cultura gastronómica del lugar.

De los ingredientes que hablo: el loroco, la flor de izote, yuca, haba, ajonjolí y salpor, este último mi favorito.

De las preparaciones: dobladas de loroco, pollo en amarillo, estofado de pollo, tamalitos de chipilín y loroco, caldo de gallina, tortillas de yuca y un exquisito refresco de pepita.

Meditando, considero que su cocina cotidiana responde justamente a su historia, a la connotación de su nombre que refiere al punto de los últimos morros que se interpreta como el lugar donde termina el frío e inicia el calor.

En resumen y de una conclusión muy personal, diría que la máxima expresión cultural que refiere a la gastronomía en el departamento del Progreso, encuentro sus maravillosos días de mercado.

INSTAGRAM