< Inicio

Quienes lo hacen posible

Disfrutar del trabajo

publicidad

Cultura Irtra: Ser un colaborador de antigüedad, y estar satisfecho de laborar en una institución modelo


El Irtra es una institución que se ha caracterizado por contar con una cultura de servicio que se respira tan solo al entrar a sus instalaciones. La cultura Irtra es el resultado de las normas, costumbres y valores que se han desarrollado durante el tiempo, compartidos y puestos en práctica por el personal. Son el sello que identifica a la organización, y ésta se fundamenta en: La hospitalidad, la honradez e integridad, el respeto y la solidaridad, la innovación, la higiene y seguridad, el valor superior de las normas de calidad como: seguridad, cortesía, actuación y eficiencia en instalaciones y servicios, y la convicción de que la recreación y el comportamiento familiar son factores de una superior calidad de vida, generando como valor agregado un ambiente agradable para los trabajadores, es por ello que cuando se visitan sus instalaciones se les ve laborar con satisfacción. Esta cultura que es tangible en el servicio a los visitantes, permite generar un compromiso en los colaboradores con las labores de la institución, pero además permea individualmente a quienes trabajan en ella porque logran identificarse con sus principios y valores y hacerlos propios, de esa cuenta varios colaboradores han realizado una larga carrera dentro de la institución y se han identificado con ella de una forma particular. Hoy les traemos las historias de dos colaboradores que tienen en su haber algunas décadas de prestar sus servicios al Irtra.

Image
Julio Antonio Muñoz, gerente de Xocomil, (segundo a la derecha) quien lleva 35 años laborando en el Irtra, junto a Rafael Anleu, gerente de Los Hostales; (izquierda), Jorge Mario Rodas, gerente de Xetulul; y Mario Vásquez, gerente de Xejuyup y Aldea de la Selva.

Cultura y diversión

Julio Antonio Muñoz, gerente de Xocomil 35 años de labores

Irtra es una institución creada para brindar un servicio de excelencia para nuestros visitantes, especialmente para los trabajadores de la empresa privada y sus familias, contribuyendo en gran manera al turismo interno y extranjero. No podemos describir Irtra con un comentario negativo, ya que encontramos siempre orden, limpieza en jardines, creatividad en sus diseños, atracciones que puedan ser utilizadas por personas de todas las edades, así también los precios de los alimentos son cómodos, teniendo variedad de comida para el gusto más exigente. Se puede observar en la tematización de los diferentes parques, la historia de Guatemala y las culturas a nivel mundial, las cuales se mezclan para proporcionar conocimiento a las personas que nos visitan, pudiendo tener dos fines de cultura y diversión.


Image
Mynor Foronda, gerente de Parque Mundo Petapa.

“Orgulloso de una tierra inigualable”

Mynor Foronda, gerente de Parque Mundo Petapa 15 años de labores

Hablar de mi experiencia en Irtra, es hablar de mi crecimiento personal en una institución sólida, con valores, con una cultura bien cimentada, que como colaboradores nos identifica, brindándonos la oportunidad de desarrollar nuestras destrezas, en un mundo que exige lo mejor de cada uno de los que lo conformamos. Este año que Irtra cumple 60 años de existir, viene a mi mente cada enseñanza y aprendizaje recibidos de nuestro presidente y mentor don Ricardo Castillo Sinibaldi, quien con su filosofía: “que todo se puede hacer y bien”, nos demuestra a cada uno de los que orgullosamente formamos parte de su equipo, que con el ejemplo de arduo trabajo, el Irtra merece ésta y muchas celebraciones más, en beneficio de todos los trabajadores de la empresa privada guatemalteca. La cultura de servicio con excelencia es el estandarte más importante para una institución, por la cual me siento sumamente satisfecho y honrado, ya que demostramos cumplir con nuestra misión y visión. Una cultura que ha transformado vidas de visitantes y de colaboradores, enseñándonos a valorar y respetar espacios de esparcimiento y recreación como ningún otro, donde las familias que nos visitan salen complacidas de un trabajo bien hecho, reflejado en la satisfacción de cada uno, a través de la propia vivencia, inspirándonos a seguir promoviendo una tierra inigualable… “La tierra del sí se puede”.


publicidad