Background Image
< Inicio

Un parque, tres nombres

Image

El parque que se encuentra en la sexta avenida de la zona 2, con el paso del tiempo ha cambiado de nombre por diferentes circunstancias


publicidad

Icónico. Uno de los parques más antiguos de la ciudad guarda un sinfín de historias con los vecinos del sector. Conocido y concurrido los fines de semana por los puestos de comida tradicionales.

En un principio fue una plaza, la Plaza de Jocotenango que en 1777 era el punto de reunión social y comercial para la población indígena del país. En sus inicios fue muy famoso por tener dos centenarias ceibas a su alrededor. Contaba con un kiosco y varias imágenes. Pero con los cambios estructurales y políticos de aquella época y con el contexto social en 1879, sufre algunos cambios significativos tras su paso a ser parte de la urbanización de la ciudad.

La creación de un espacio para efectuar carreras de caballos, que era un deporte del agrado del presidente de ese entonces, Justo Rufino Barrios, hubo que realizar modificaciones radicales afectando directamente la ubicación del parque. Esto dio paso a la demolición del conjunto arquitectónico, dejando únicamente la centenaria ceiba que sobrevivió durante muchos años hasta que fue talada en 2003.

Tras esto, lo que quedó de la plaza se transformó en un espacio baldío que durante varios años se utilizó como espacio para la celebración de la famosa Feria de Jocotenango y posteriormente como parte de los escenarios de las Fiestas Minervalias. En este período de tiempo cambiaría de nombre a raíz de los festejos de cumpleaños de otro presidente de Guatemala.


Image
Así lucía la Plaza Cabrera en 1909. Tenía unos bellos jardines diseñados por Luis Augusto Fontaine, (Libro Azul. Guatemala: 1915).

De Estrada Cabrera a Morazán

Para recobrar la belleza del lugar, en 1901 se realizó una petición al entonces presidente Estrada Cabrera para la construcción de un jardín en el lugar. Años más tarde se logra la construcción de dichos jardines que también daría paso a un nuevo nombre del lugar Parque Estrada Cabrera. En el lugar también se propuso la instalación de dos bustos conmemorativos. Uno en honor al inventor Robert Fulton y una estatua ecuestre en honor al prócer centroamericano Francisco Morazán que despertó polémica en la población por el hecho y la estatua nunca ocupó el lugar asignado.

Tras la renuncia del presidente Estrada Cabrera al poder y con la llegada de Carlos Herrera como nuevo presidente se realizan varios cambios en el país. Entre estos se destacan todos aquellos lugares del país, instituciones, parques y escuelas que llevasen el nombre de la familia del exmandatario. De esa cuenta, el Parque Estrada Cabrera pasa a llamarse entonces Parque Morazán.

En este nuevo periodo histórico otros monumentos se sumarían para adornar el patronato del lugar. Tales como la estatua de Cristóbal Colón, que fue trasladada de la Plaza de Armas para el Parque Morazán en 1944 y un busto del grandioso músico Ludwing van Beethoven. Posteriormente la estatua a Colón fue trasladada en 1960 a la Avenida de Las Américas y el busto al compositor alemán desapareció sin dejar rastros.

No fue sino hasta el año 2003 que el parque retoma su nombre original, solo que de plaza pasa a llamarse Parque Jocotenango.


publicidad