< Inicio

Tu vehículo también necesita ser consentido

Image
publicidad

El servicio adecuado de tu automóvil es clave para mantenerlo en óptimas condiciones.

Nuestro carro se convierte en esa extremidad que nos ayuda para ir de un lado a otro. Para la mayoría de nosotros, nuestro automóvil es parte de nuestro elemento del día a día. Aunque suene exagerado o un poco dramático, dependemos de nuestros autos para muchas cosas y a las tareas a lo que lo sometemos día a día, como el tráfico en horas pico, o los agujeros que se abren en el pavimento en esta temporada de lluvia, pueden dañar de cierta manera nuestro vehículo.

La buena noticia es que no es muy difícil mantener un cuidado eficaz una vez que se conocen algunas reglas básicas de mantenimiento. Seguir estas reglas puede hacer que el automóvil siga funcionando durante más tiempo de lo que jamás se pensó que fuera posible. Si bien puede ser tentador probar el último truco del mercado, es mejor que se ciña a un programa de mantenimiento simple para su automóvil.


Manteniéndolo simple


Es probable que hayas escuchado hablar o conocido a alguien que tenía un automóvil con una cantidad ridícula de kilómetros recorridos. También es probable que hayas escuchado de alguien a quien se le haya fallado un automóvil justo después de la marca de 100 mil kilómetros. La diferencia entre ambos autos puede ser la marca y el modelo. Pero la diferencia real es la coherencia de los programas de mantenimiento regulares.

No hay ningún secreto para aprovechar al máximo tu vehículo. Si sigues unos sencillos pasos, puedes convertirte en una de esas personas cuyos carros parecen seguir y seguir, manteniendo sus facturas de reparación bajas.


Inspecciona y mantén los neumáticos


Saber cómo mantener la presión de las llantas de tu automóvil puede ayudar a reducir el desgaste de las llantas y ayuda a garantizar que obtengas un buen rendimiento de la gasolina. Verificar la presión de sus llantas incluye encontrar la presión recomendada, verificar la PSI e inflar o desinflar las llantas en consecuencia.


Cambia el aceite


Image

Revisar y cambiar periódicamente el aceite de su automóvil es esencial para mantener el motor en funcionamiento. Revisa el aceite cada mes y cámbialo como se indica en el manual del automóvil. Puedes cambiar el aceite tú mismo o llevarlo a un centro de servicio.

También debes saber qué tipo de aceite de motor es mejor para su automóvil, considerar tres cosas: la viscosidad del aceite, si se debe usar aceite sintético o no sintético y el kilometraje de su automóvil.


Sustituya los limpiaparabrisas


Si tus limpiaparabrisas no funcionan como solían hacerlo, no dejes que el problema persista. Las cuchillas dañadas o desgastadas pueden reducir la visibilidad durante una lluvia intensa o una tormenta de nieve. Saber cómo inspeccionar las escobillas del limpiaparabrisas con regularidad y reemplazarlas cuando sea necesario es una forma de ayudar a mantener su automóvil seguro.


Cambie el filtro de aire del motor


Un filtro sucio puede permitir que la suciedad y otras partículas entren en el motor de tu automóvil y reducir su eficiencia. Inspecciona el filtro de aire de su automóvil una vez al año y reemplácelo según sea necesario.


Revisa tus frenos


Las pastillas de freno de tu automóvil también requieren una inspección regular. Mientras conduces, escucha cualquier ruido de freno y preste atención a los temblores o vibraciones del pedal del freno. Si surge alguna inquietud, consulta con un centro de servicio lo antes posible.


Limpio por dentro y por fuera


Tu automóvil está sujeto a todo tipo de elementos, desde la sal de la carretera, los cambios de clima, hasta la savia de los árboles y los excrementos de los pájaros. Mantener tu automóvil limpio puede ayudar a prevenir daños a largo plazo especialmente en la pintura de tu automóvil.


Revisiones regulares


Algunas tareas rutinarias de cuidado del automóvil se pueden realizar en casa, pero otras requieren técnicos capacitados. Lleve tu automóvil a un técnico si se enciende la luz de verificación del motor. Los técnicos capacitados pueden diagnosticar el problema y recomendarle la mejor solución para tu carro.

Llevar tu auto a un taller de reparación calificado también podrá inspeccionar y reemplazar otros componentes centrales como el alternador y los cojinetes de las ruedas. Programar ajustes regulares ayudará a garantizar que tu automóvil también se reparen otros elementos de mantenimiento.




publicidad