< Inicio

Maneras de aumentar el poder del cerebro mientras se estudia

Image
publicidad

Te compartimos algunos consejos prácticos para mantener una buena salud mental mientras estudias.

Nuestros cerebros juegan un papel muy importante en lo que nos hace “nosotros”, y mantener tu cerebro en óptimas condiciones puede brindarle la ventaja necesaria para el éxito, especialmente durante tus estudios.

Comenzar la educación profesional puede ser una perspectiva desafiante y emocionante, especialmente para aquellos que acaban de terminar la secundaria y en estos tiempos de pandemia. Si bien la universidad crea el potencial para nuevas experiencias y una mayor independencia, para algunos estudiantes, la experiencia puede ser estresante y abrumadora.

Si estás buscando formas de aumentar tu capacidad intelectual a tiempo para el primer semestre del próximo año universitario, te compartimos estos sanos consejos de salud para descubrir formas sencillas de revitalizar y revitalizar tu mente.


Ejercítate varias veces a la semana


Hacer ejercicio no solo mejora nuestros niveles de condición física, sino que también puede ayudar a desarrollar un cerebro más saludable. Al correr, andar en bicicleta, nadar o cualquier forma de ejercicio que te apetezca, puede fortalecer las conexiones entre las células cerebrales. A partir de esto, tus habilidades de aprendizaje y memoria pueden mejorar y deberías poder absorber más información de sus conferencias y libros de la biblioteca.

Se recomienda que hagas ejercicio durante al menos 30 minutos, cinco veces a la semana, pero si eres relativamente nuevo en el ejercicio, comiensa con un par de veces a la semana y aumente lentamente.


Impulsa tu creatividad


Se ha descubierto que colorear, por extraño que parezca, tiene los mismos efectos en el cerebro que la meditación, y si buscas en línea, encontrarás una gran selección de libros para colorear para adultos, ¡para todos los intereses! Si lo tuyo es cocinar, prueba algunos ingredientes y recetas nuevas. O si te gusta más el aire libre, desafíate a ti mismo para aprender un nuevo deporte. Cualquier tiempo que dedique a ser creativo y probar cosas nuevas realmente puedes marcar una diferencia en el funcionamiento general de tu cerebro.


Abastecerse de vitaminas y micronutrientes


Las vitaminas y los nutrientes específicos pueden aumentar el poder del cerebro de varias formas. Si bien el zinc y el yodo pueden contribuir a la cognición cerebral normal, la vitamina B6, B12 y el ácido fólico pueden ayudar a prevenir la fatiga, una de las principales causas de procrastinación durante los estudios.

Puedes aumentar el poder del cerebro con vitaminas y micronutrientes comiendo los siguientes alimentos:

Zinc: carne, pescado, legumbres, champiñones, espinacas, brócoli, ajo, nueces y semillas, cereales y productos lácteos.

Yodo: bacalao, algas, pavo, yogur, atún, huevos, fresas

Vitamina B6: cerdo, pollo, pavo, pescado, pan, huevos, verduras, maní, leche y cereales.

Vitamina B12 - carne, pescado, lácteos y cereales

Omega-3: pescado, nueces, semillas y yemas de huevo.


Sal de la burbuja y sociabiliza


No hace falta decir que socializar es una parte importante de tu tiempo en la universidad, pero ¿sabías que también puede ayudar a la forma en que funciona tu cerebro? Las investigaciones han descubierto que tener una conversación con alguien, por tan solo 10 minutos al día, puede ayudar a mantener tu cerebro optimizado, lo que resulta en una mejor memoria y rendimiento cerebral.


Permítete una siesta


Asegurarse de dormir lo suficiente por la noche, además de tomar una siesta de 30 minutos durante el día, le da a tu cuerpo el tiempo suficiente para repararse y rejuvenecerse para otro día de aprendizaje y estudio.


Rompe la rutina diaria

Los estudios han descubierto que cambiar con frecuencia tu rutina diaria, incluso de la manera más mínima, puede ayudar a energizar tu cerebro y mejorar tu eficiencia y productividad cuando estudias. Toma una ruta diferente cuando salgas a caminar o si conduces a tu trabajo, intenta comprar en algún lugar nuevo. Trata de sorprenderte al menos una vez al día.

Prueba algo nuevo

Las nuevas experiencias ayudan a que tu cerebro siga creciendo, así como a asimilar y almacenar información con mayor facilidad. ¿Qué tal empezar un nuevo deporte, aprender un nuevo idioma o aprender a tocar un instrumento musical? Echa un vistazo a una exposición en un museo o galería de arte virtualmente, o, si tienes tiempo suficiente, escápate por un día / fin de semana / semana a un lugar completamente nuevo.

publicidad