< Inicio

Estudiar para hacer posible lo imposible

Image
publicidad

Un mundo que cambia día a día necesita profesionales que no solo se adapten a esta dinámica, sino que estén preparados para crear alternativas y soluciones. Muchos ingenieros de sistemas son necesarios, pero también especialistas en campos como mecatrónica, robótica y biomédica.

Estamos viviendo la Cuarta Revolución Industrial que moldea el modo en el que vivimos. Guatemala no es ajena a estos acontecimientos y existen cada vez más especialistas en los últimos avances gracias al trabajo de entidades como Universidad Galileo que fue fundada por su Rector, el Dr. Eduardo Suger Cofiño, con la finalidad de ser una casa de estudios enfocada en la tecnología. “Queremos que los estudiantes persigan su pasión, que esto les brinde la oportunidad de descubrir, crear, cambiar, hacer posible lo imposible y que puedan ir más allá donde muchos no lo han hecho”, afirma el Dr. Suger

Carreras como Ingeniería en Mecatrónica; Ingeniería de Sistemas, Informática y Ciencias de la Computación; y la Maestría en Ingeniería Biomédica persiguen cumplir los objetivos del Dr. Suger.

Tres Ejemplos

El Ing. Alí Lemus, Director del Laboratorio Turing, señala que ahora se hacen cosas que antes eran impensables en Guatemala. Este espacio pertenece a la más reciente generación de laboratorios de investigación y desarrollo inaugurados en Universidad Galileo para promover el desarrollo de la ciencia y la tecnología.

“Hemos podido trabajar por ejemplo con David Patterson (Premio Turing, considerado el Nobel de Computación) colaborando con la traducción del libro The RISC V Reader. Esto fue posible gracias a la relación interinstitucional que mantiene Universidad Galileo con la Universidad de Berkeley, quienes confiaron en el trabajo profesional de esta casa de estudios, y su manejo en temas de investigación científica y desarrollo tecnológico de alto nivel”, refiere el Ing. Lemus.

Image

Es de hacer nota que la arquitectura RISC, que va por su quinta versión, ha permitido el desarrollo de los más recientes avances tecnológicos. “Por ejemplo, estudiantes destacados se involucran en proyectos como las prótesis biónicas donde aplican sus conocimientos en beneficio de la humanidad”, informa.

Por su parte, la Maestría en Ingeniería Biomédica es un programa que une las áreas de ingeniería, medicina y ciencias de la salud. Antes de esa maestría esta disciplina no existía en nuestro país.

“Creamos tecnología para apoyar ya sea en el diagnóstico o en el tratamiento de condiciones médicas”, explica la M.Sc. Andrea Lara, Directora de la Maestría en Ingeniería Biomédica, que también cuenta con un laboratorio de investigación.

“Actualmente estamos colaborando en proyectos de desarrollo de herramientas para el diagnóstico asistido por computadora usando imágenes médicas. Gracias a estos hallazgos hemos logrado publicar en revistas científicas internacionales”, considera la M.Sc. Lara.

Otra carrera innovadora es Ingeniería en Mecatrónica que tiene como objetivo formar profesionales capaces de crear, administrar, desarrollar y diseñar sistemas de ingeniería de alta tecnología para automatizar tareas industriales. Una característica importante de esta carrera es que otorga una formación práctica y multidisciplinaria, por lo que los estudiantes se especializan principalmente en mecatrónica, electrónica, automatización industrial y la integración de sistemas de manufactura.

El Dr. Alberto Marroquín, Director de Ingeniería en Mecatrónica, sostiene que el egresado será un ingeniero versátil que se puede adaptar a muchos campos. “Hay dos tendencias que les inculcamos a los alumnos, una es la manufactura digital, para eso el alumno debe ser capaz de imaginarla con tanta precisión que luego pueda fabricarla en impresoras 3D o CNC’s”, señala. Con el tiempo y las impresoras adecuadas, podrán incluso imprimir órganos implantables. “La otra tendencia es la Industria 4.0, o Cuarta Revolución Industrial, para que tengan el conocimiento de cómo controlar procesos que antes no se hacían”, dice el Dr. Marroquín.

Los estudiantes son lo más importante

Como parte del contenido de los cursos, los estudiantes de estas carreras se ven expuestos a las últimas tendencias y así presencian en primer plano el futuro próximo. “Cada vez más estamos viendo la integración de tecnologías, las fronteras entre las carreras son más difusas y menos palpables, la tecnología es convergente”, asegura el Dr. Marroquín.

Pero, ¿quiénes pueden estudiar estas carreras que podrían parecer tan difíciles? “Cualquiera que tenga pasión por la tecnología y todo lo que implica puede estudiarlas. No son carreras fáciles, pero eso no es impedimento”, opina el Ing. Lemus.

Una característica en Universidad Galileo es que se toman muy en serio el apoyo a sus estudiantes, incluso antes de entrar se les orienta y si es necesario se les nivela en las materias que necesiten. “Al ingresar a la universidad lo importante es que los estudiantes logren sus metas y aprendan. Nuestro legado como profesores lo medimos con el éxito de nuestros egresados, afirma el Ing. Lemus.

“Los egresados de mecatrónica, al ser multidisciplinarios, pueden colocarse en mantenimiento, producción, automatización e incluso desarrollo de software. Algunos se los llevan a trabajar a las casas matrices en el extranjero”, refiere el Dr. Marroquín.

Por su parte el Ing. Lemus sostiene que ha visto tres tipos de egresados de Universidad Galileo. “Hay quienes se dedican a la investigación y los hemos posicionado en Estados Unidos, Francia, Japón, Brasil y el resto del mundo. Otros se han incorporado y son líderes en las mejores empresas, tanto nacionales como internacionales (incluyendo Google). La tercera tendencia es el emprendimiento, nuestros egresados construyen plataformas antes inexistentes”, finaliza el Ing. Lemus.


Image
publicidad