Background Image
 Image
 Image

La independencia, como condición fundamental

La declaración de Independencia de Guatemala se firmó el 15 de septiembre de 1821. Gracias a este evento, Centroamérica logró separarse definitivamente de la Corona española.

publicidad
¿No has visto las ediciones anterioriores?
  • Inicia el camino a la libertad
  • El anhelo independista
  • La antesala de la independencia



  • Y ¡que viva la Independencia…!

    La historia nos ha contado que a las ocho de la mañana del sábado 15, una inmensa muchedumbre ocupó gran parte de las afueras del Palacio Real, poco a poco fueron llegando los diputados de cada corporación, el arzobispo, los prelados religiosos, los jefes militares y otros que, presididos por Gaínza, comenzaron la sesión de ese día que sería histórica para la región: La independencia absoluta de la Corona Española.

    El acta ha provocado varios análisis, comentarios y estudios críticos sobre su elaboración y estructura y conlleva a una reflexión histórica que varios escritores han compartido en sus libros. Muchos apuntan que se trata de un documento histórico increíble, claro y contundente, porque expresa la lucha de clases en el mundo colonial. Pero al mismo tiempo resulta ser algo que se dio de forma apresurada y cuestionan esa búsqueda de la libertad y una independencia que no apuntaba como tal.

    El debate entra en la forma en que está estructurado el documento. El acta consta de 18 numerales, cuatro de ellos, del 2 al 6, se refieren a la convocatoria del congreso definitorio de la independencia; del 7 al 9, se establece la independencia como tal; del 10 al 11, las garantías a favor de la Iglesia Católica de ese entonces; y en el resto del documento el protocolo de las celebraciones sobre la independencia.

     Image

    En este número de Bicentenario ofrecemos esa perspectiva del proceso que llevó al acta de independencia y un plan poco conocido y olvidado por los historiadores, el “Plan Pacífico de independencia” que sirvió como base para el acta. elPeriódico, a su vez, ofrece en sus redes sociales una serie de entrevistas virtuales, videos documentales, entre otros, relacionados con los 200 años de historia, con entrevistas de voces expertas en las distintas aristas que nos ayudarán a comprender mejor no solo el panorama histórico sino también su relación con el país que habitamos.

    Para cerrar este número de Bicentenario dejamos el párrafo que cita el acta de independencia: Congregados todos en el mismo salón; leídos los oficios expresados: discutido y meditado detenidamente el asunto y oído el clamor de “¡Viva la Independencia!” que repetía de continuo el pueblo que se veía reunido en las calles, plaza, patio, corredores y antesala, de este palacio… ¿Se mantendrá después de estos 200 años la misma emoción?

    En esta edición, las páginas centrales serán dedicadas a exaltar al máximo símbolo nacional de la libertad, el Quetzal. Esta infografía, de cinco piezas armables, tendrá interesante información, tanto del ave, como datos históricos de Guatemala relacionados a su Bicentenario de Independencia. Al finalizar las entregas, en agosto, este material puede usarse como un importante mural patrio y de colección. Haz click en la imagen para descargala.
     Image  Image  Image  Image
    publicidad

    Y fue un 15 de septiembre de 1821

    A la firma del acta de independencia asistieron 54 personas para dar testimonio de la autonomía de Guatemala sobre la corona de España.

    A una buena parte de este territorio, que hoy está dividido en lo que conocemos como Centro América, los españoles denominaron Capitanía General de Guatemala, con su sede en Guatemala y a ella pertenecían las entonces provincias de Honduras, San Salvador (actual El Salvador), Costa Rica y Nicaragua. Esta región se denominó el Reino de Guatemala durante varios siglos y no existió la idea de independencia.

     Image
    Pintura de la Plaza de Armas luego de la firma de la declaratoria de la independencia el 15 de septiembre de 1821. Museo Nacional de Historia de Guatemala Autor: Rafael Beltranena.

    Según Miguel Álvarez, cronista de la ciudad, en una entrevista previo a las celebraciones del Bicentenario, pensar en independizarse de la corona española no era algo que se buscara en esos años. “Estaban acomodados al régimen que se mantenía. Pero con la revolución francesa, nació la idea de libertad, igualdad y fraternidad. No fue un movimiento popular. La independencia se logró debido a los intereses de un cierto grupo de personas y no por buscar algo más en la región”, comparte.

    Por medio de las diferentes entregas hemos compartido los acontecimientos que llevaron a un gran cambio en la región: desde la promulgación de la Constitución de Cádiz hasta el momento que Atanasio Tzul y el levantamiento de una ideología de la búsqueda de la igualdad, a la que muchos consideran la verdadera búsqueda de la independencia de Guatemala.

    En el libro Historia de Guatemala, de Óscar Guillermo Peláez Almengor, se detallan dos acontecimientos que marcarían tanto la firma de la independencia como otros más tras el acta que se realizó el 15 de septiembre de 1821. Tras el movimiento liderado por Tzul, en los meses subsiguientes, marzo de 1821, se conoció que en México se había firmado una iniciativa que llevaría el nombre de Plan de Iguala, que declaraban la independencia de la Nueva España y establecían el imperio mexicano. Esta iniciativa hizo pensar a algunos en Guatemala, especialmente a los conservadores, de continuar bajo un sistema constitucional y adherirse a México. Pero no todos los independientes estaban conformes en el sistema de gobierno proclamado en México y mucho menos por la dinastía llamada al trono mexicano.

     Image
    Cuadro del chileno Luis Vergara Ahumada de 1957, que interpreta la celebración del Primer Grito de Independencia de Centroamérica en San Salvador.

    En el libro se detalla el siguiente extracto: “En Guatemala los acontecimientos que se desarrollaban en México fortalecían las posiciones de realistas e independentistas alternativamente. Las noticias hacían ver a los grupos pudientes el peligro del desarrollo de una revuelta popular o de una guerra fratricida. En aquellos días ya se estaba fraguando el ‘Plan Pacífico de Independencia’, preparado por José y Mariano Aycinena, Pedro Molina, Marino Beltranena y José Francisco Barrundia”.

    Este documento, el Plan Pacífico de Independencia, es poco conocido para muchos y brinda otra perspectiva de lo que se buscaba en ese entonces crear condiciones adecuadas para que las autoridades del Reino de Guatemala decidieran separarse en forma pacífica de la monarquía española y garantizar la continuidad del sistema económico, político y social en la región.

    Tras todas estas noticias y movimientos que se daban en la región, y tras dar la noticia de que se habían incorporado por su cuenta al Plan de Iguala, el 14 de septiembre de 1821 se presentó la oportunidad de convocar a una junta general para discutir los asuntos relacionados con la emancipación del país. Junto con varios representantes del gobierno, municipalidad, Iglesia católica, Universidad de San Carlos, el Concejo de Comercio, entre otros, fueron invitados a reunirse en el Real Palacio. En total fueron 53 personas, de las cuales 36 eran civiles y 17 eclesiásticos, que determinarían el futuro del país.

    Gabino Gaínza, quien había asumido el mando del país temporalmente desde marzo de ese mismo año, declaró abierta la junta extraordinaria. Luego de varias deliberaciones se declaró la independencia, pero sujeta a lo que decidiera un congreso ulterior, no se cambiaron autoridades y se logró que las autoridades establecidas juraran la independencia.

     Image
    Gabino Gaínza y Fernández de Medrano, 1º Jefe Político Superior de la Provincia de Guatemala 15 de septiembre de 1821-23 de octubre de 1822

    Las firmas que determinaron la independencia

    Entre los párrafos del libro Historia de Guatemala se detallan los hechos previos a la firma del acta de independencia. José Cecilio del Valle se pronunció a favor de la independencia, pero la condicionó a que antes se consultara a las provincias para no ser criticados de arbitrarios. José María Castilla, por su lado, propuso que se declarara una independencia absoluta e inmediata, algo que provocó desacuerdos dentro de los asistentes en el palacio de gobierno y entre otros motivando a un descontento dentro de varias personas que habían asistido al lugar. Se detalla que en ese momento el gobierno quedó en las manos de Gaínza. El resto de asistentes insistieron en una Independencia absoluta, por lo que se procedió a elaborar una nueva acta estructurando y haciendo uso del Plan pacífico, siendo los encargados José María Castilla y José Cecilio del Valle la redacción del acta.

     Image

    De la convocatoria, el acta solo guarda 13 de los asistentes que quedaron en el Real Palacio: Mario de Beltranena, José Mario Calderón, José Matías Delgado, Manuel Antonio de Molina, Mariano de Larrave, Antonio de Rivera, José Antonio de Larrave, Isidro del Valle y Castriciones, Mariano de Aycinena, Pedro de Arroyave, Lorenzo de Romaña, José Domingo Diéguez, José Cecilio del Valle, Pedro Molina y Gabino Gaínza, a quienes se les nombró Próceres de la Independencia.


    Qué proponía el Plan Pacífico de Independencia

    El Plan pacífico fue hecho en agosto de 1821 y hallado en los archivos de la familia Aycinena por Enrique del Cid Fernández, quien lo publicó en septiembre de 1963 en El Imparcial. El historiador Horacio Cabezas Carcache, en su libro Independencia Centroamericana Gestión y ocaso del Plan Pacífico, cita abiertamente que “el plan no pretendía modificar o revolucionar el sistema económico y político, sino prolongarlo, dejando intactas las profundas diferencias sociales”.

    (Estos articulos fueron publicados en https://www.historiagt.org/transcripciones/item/104-planpacifico)
     Image
    Gerente de Comercial: Fröken Donis de Castillo / Redacción: Luis Molina / Diseño e Infografía: Daniel Lux Sandoval / Corrección: Mario Molina / Diseño Web Irasema Méndez. TELÉFONO: 502 2427-2300, EXTENSIONES 2332 Y 2333. SUSCRIPCIONES: 2427-2323.
    OFICINAS: 1ª. Avenida, La Brigada, 13-30 Colonia San Ignacio, zona 7 de Mixco, Parque Industrial de San Ignacio (Mixco). Bodegas No. 1-118 y 1-118A (Bodegas elPeriódico)
    TELÉFONO: 2427-2300, EXTENCIONES: 2332 y 2333. SUSCRIPCIONES: 2427-2323.