Background Image
 Image
 Image
 Image

Inicia el camino a la libertad

El inicio del proceso de independencia no se puede resumir a un acontecimiento aislado,
sino que se resume a varios acontecimientos que provocaron el inicio de la autonomía que se dieron e iniciaron hace más de dos siglos.

publicidad

Bicentenario, a dos siglos de la Independencia

Estamos a pocos meses de conmemorar 200 años de independencia. Después de tres siglos de colonialismo español, se proclamó la independencia de la corona el 15 de septiembre de 1821. Los motivos fueron varios, incluidos los económicos y el deseo de abrir nuevas relaciones con otros países.

La independencia de Guatemala fue el resultado de influencias externas. En Europa despertaba una constitución liberal a principios del siglo XIX y un sentimiento de reforma se apoderó de las colonias españolas. México declaró su independencia de España, lo que provocó que Guatemala hiciera lo mismo.

En Guatemala, a todos se nos enseña que la independencia fue el 15 de septiembre y que en el Real Palacio se reunieron varias personalidades de esa época. Se les nombró Próceres de la Independencia. Ellos fueron: Mario de Beltranena, José Mario Calderón, José Matías Delgado, Manuel Antonio de Molina, Mariano de Larrave, Antonio de Rivera, José Antonio de Larrave, Isidro del Valle y Castriciones, Mariano de Aycinena, Pedro de Arroyave, Lorenzo de Romaña, José Domingo Diéguez, José Cecilio del Valle, Pedro Molina y Gabino Gaínza.

Pero la independencia va más allá de estas firmas, de estos nombres y del hecho de realizar una relación más libre, económicamente hablando, con otros países.

Guatemala conmemora en 2021 el bicentenario de su independencia. El hecho marcó el fin de la etapa colonial y trajo consigo un nuevo modelo de organización política social y económica. En torno al acontecimiento histórico existen varias versiones. Lo cierto es que su comprensión va mucho más allá de la firma del acta de la Independencia el 15 de septiembre de 1821.

Bicentenario es un proyecto de trabajo que elPeriódico ofrecerá a sus lectores en diferentes entregas, que saldrán los últimos domingos de cada mes y que terminará en septiembre. Contará con una serie informativa que resumirá lo acontecido previo al 15 de septiembre de 1821 en el Real Palacio y otros datos posteriores a esa fecha. A su vez, se ofrecerán entrevistas virtuales, videos documentales y otros productos relacionados con los últimos 200 años de historia de Guatemala. Se han seleccionado voces expertas en las distintas aristas que enmarcan el hecho decimonónico. Esto permitirá comprender mejor no solo el panorama histórico, sino también su relación con el país que habitamos.

COLECCIONABLE
En esta edición, las páginas centrales serán dedicadas a exaltar al máximo símbolo nacional de la libertad, el Quetzal. Esta infografía, de cinco piezas armables, tendrá interesante información, tanto del ave, como datos históricos de Guatemala relacionados a su Bicentenario de Independencia. Al finalizar las entregas, en agosto, este material puede usarse como un importante mural patrio y de colección.
 Image
publicidad

El camino a la independencia: Guatemala y Centroamérica durante la Colonia

El hecho histórico no se puede resumir a un acontecimiento aislado. El 15 de septiembre de 1821 puede entenderse desde varios acontecimientos que provocaron el inicio de la independencia del país. También hay otros hechos posteriores que encarrilaron el camino. Al final, el proceso marcó la ruta para convertir a Guatemala en un país independiente.

Hay que tener en cuenta que este hecho histórico, el de la independencia, no solo es de Guatemala. Es una independencia regional. En entrevista con elPeriódico, el historiador José Cal mencionó que no se puede entender como un fenómeno ni aislado ni espontáneo. En realidad, es el resultado de un proceso político, social e incluso bélico que se lleva a cabo durante los años previos a la independencia. Estos sucesos se dieron de gran manera durante el final del siglo XVII y en el inicio del siglo XIX. Uno de ellos es el reinado de Carlos III y sus reformas administrativas aplicadas a Guatemala.

En la colonia, hay que recordarlo, el reino español no empleaba criollos conocidos para que dirigieran el gobierno de las colonias. Prefería enviar desde España funcionarios que desconocían las necesidades locales.

El libro ‘El fin del colonialismo’ define que, para que se diera la independencia, incidieron varias causas que los historiadores clasifican en externas e internas. Entre las causas internas están las siguientes: el menosprecio de los españoles peninsulares hacia los criollos; las desigualdades políticas; y que los altos cargos políticos, militares y religiosos estaban reservados para los peninsulares. A su vez, el descuido de los gobiernos coloniales en lo social, económico y cultural: no se preocupaban por los habitantes, incitando esto a la impopularidad de las autoridades.

Estos acontecimientos llevaron a crear en Guatemala y en la región un movimiento anticolonial, debido a las diferentes circunstancias que se estaban dando en el país. La Revolución Francesa tomó a los hispanoamericanos a plena crisis, una crisis que no era una depresión productiva, ni una frustración interna, sino una ruptura en el sistema colonial imperante. Esto motivó a que se buscara una línea productiva interna, con decisiones que beneficiaran a los ciudadanos y no a pocos que querían, simplemente, seguir enriqueciéndose por los regímenes monárquicos impuestos durante la Colonia.

Se buscaba un ideario político, no solo ya no pertenecer a un imperio sino pensar en que se pueden ejercer derechos propios como ciudadanía y autogobierno. En especial, en Guatemala se vio reflejado esto en las comunidades indígenas, que se basaron en ese movimiento para hacer valer sus derechos. A decir de los historiadores, estos hechos fueron clave en el proceso de la independencia. Los historiadores resaltan que otro hecho que motivó a buscar esas rutas de ser una región productiva y auto gobernable fue la Revolución Industrial, que fue la transición a nuevos procesos de producción en Europa y los Estados Unidos, en el período de aproximadamente 1760 a algún momento entre 1820 y 1840. Fue un suceso que sirvió como base en la independencia de Guatemala. Esta idea no era revolucionaria. De hecho, hasta se mantuvo al margen de la liberación de la monarquía de ese entonces. Fue una fuerza de cambio en la opinión pública, en especial de aquellos que se beneficiaban mucho por asuntos económicos, sociales y jurídico-institucionales. De esta forma inicia un cambio, un paso que concluiría con la firma de varias personas que buscaban un futuro prometedor y diferente para el territorio que habitaban, para una región, un 15 de septiembre de 1821.

 Image
 Image
Rey Carlos III de España

¿Celebramos independencia?

El tema de la independencia en Guatemala es algo que ha llevado estudio y trabajo por varios historiadores, entre ellos David Jaime Hernández Gutiérrez, quien es su ensayo “La independencia de Guatemala ¿Sabemos que celebramos realmente el 15 de septiembre?” expone y cuestiona el hecho de que cuando se quiere profundizar en un tema de gran relevancia en un país, y en especial cuando se conmemora un aniversario tan especial, se suelen encontrar grandes lagunas. Este no es un problema de falta de investigación, ya que hay una bibliografía bastante extensa y muy completa al respecto de la independencia (tanto nacional como extranjera), sino más bien un problema de falta de interés generalizado por la historia propia de Guatemala.

 Image

Qué es el Bicentenario

Este año se celebrarán 200 años de la emancipación política de Guatemala. Durante las últimas décadas se ha desarrollado una mitificación del acontecimiento, por las necesidades de crear un elemento unificador en la sociedad, no solo en el país, sino en la región.

La Independencia de Guatemala no es un hecho aislado y fácil de comprender. El proceso sí fue un evento que marcó una ruptura en el orden político y administrativo, y debe entenderse como un proceso integral de cambio en la sociedad.

El acto de la Independencia no es un acontecimiento aislado. Es una cadena de hechos que llevaron a un grupo de personalidades de la sociedad de aquella época a firmar un acta el 15 de septiembre de 1821. Sin embargo, la verdadera Independencia se firmó el 1 de julio de 1823, una fecha que ha pasado desapercibida para la mayoría de los guatemaltecos, debido a varios acontecimientos que se dieron posteriormente tras la fecha que todos conocemos y celebramos.

A partir de hoy, y durante las próximas semanas, elPeriódico desarrollará una serie de materiales audiovisuales, que se compartirán en nuestras redes sociales, como parte de la oferta para los lectores.

En esta serie Te explicamos el Bicentenario, tendremos entrevistas y videos documentales relacionados con los 200 años de historia. Este espacio contará con diversas entrevistas para dar antesala a voces autorizadas para desgranar cada uno de los temas relacionados con la Independencia. Cada uno de ellos explicará este proceso de la Independencia de Centroamérica y la formación de Guatemala como país.

Esta serie nos llevará por distintos ángulos, desde los cuales podemos abordar el proceso de Independencia. Más allá de la historia política también se hablará acerca de la vida cotidiana, del arte y otros temas que nos atañen para poder tener un panorama más amplio acerca de lo que fue Independencia y es, no solo la Independencia de Guatemala sino de toda la región centroamericana.

 Image
Gerente de Comercial: Fröken Donis de Castillo / Redacción: Luis Molina / Diseño e Infografía: Daniel Lux Sandoval / Corrección: Mario Molina / Diseño Web Irasema Méndez. TELÉFONO: 502 2427-2300, EXTENSIONES 2332 Y 2333. SUSCRIPCIONES: 2427-2323.
OFICINAS: 1ª. Avenida, La Brigada, 13-30 Colonia San Ignacio, zona 7 de Mixco, Parque Industrial de San Ignacio (Mixco). Bodegas No. 1-118 y 1-118A (Bodegas elPeriódico)
TELÉFONO: 2427-2300, EXTENCIONES: 2332 y 2333. SUSCRIPCIONES: 2427-2323.