< Inicio

“Nos dimos cuenta que desde casa podemos trabajar y estudiar”

Image
Fotos: Estuardo artiga
publicidad

En la actualidad el crecimiento vertical está tomando protagonismo en el país y lo que se busca es que estos espacios inspiren una vida sana y bienestar


El crecimiento vertical es una tendencia que va de la mano con el crecimiento poblacional. Podemos producir metros cuadrados de construcción, pero no podemos producir varas cuadradas de tierra, por eso vemos que cuando las ciudades van creciendo por las migraciones o por el mismo crecimiento vegetativo, la ciudad se expande a la periferia de sus centros, creando suburbios habitacionales conformándose en ciudades dormitorios.

A continuación, una entrevista con Pedro Ramírez, arquitecto con amplia trayectoria en el mundo inmobiliario y actual presidente de la Cámara de Corredores de Bienes Raíces de Guatemala en la que nos comparte su visión sobre el crecimiento vertical en el país y cómo se replantea el desarrollo de inmuebles en el país.

Guatemala se está convirtiendo en un lugar de habitación vertical ¿Qué ventajas se obtienen con este desarrollo?

Esta tendencia normal del crecimiento urbano, muchas veces se revierte, porque la movilidad de la periferia a los centros de negocios, lugares de trabajo, se vuelve complicada, se carece de un buen transporte público, o medios adecuados de transporte, se congestionan las vías de comunicación, por tal motivo la gente busca lugares habitacionales mas cercanos a los lugares de trabajo o espacios que mayor frecuenta, buscando mejorar la calidad de vida y no perder tanto tiempo en el tráfico. La principal ventaja que ofrecen los desarrollos verticales es la ubicación acercándose a los servicios, los lugares de trabajo, al entretenimiento, centros comerciales, en vecindarios de usos mixtos. Regularmente en zonas más bonitas, con características urbanas más agradables.

Image

¿Qué es lo que buscan ahora los compradores en el sector habitacional?

Hay que mencionar que la pandemia vino a enseñarnos que existen otras formas de comunicarnos, estas plataformas virtuales nos dieron la oportunidad de trabajar y estudiar sin salir de casa, lo que hizo que replanteemos las necesidades habitacionales. Cierto segmento de la población prefirió buscar casas, con ambientes más amplios con áreas de estudio, con espacios de entretenimiento y jardín, ya que encontraron una solución en el trabajo en casa o trabajo compartido, unos días en casa y otros en la oficina, esto motivó que sectores que estaban deprimidos, como el caso de carretera a El Salvador, tomaran auge. También se dio un fenómeno interesante, las casas de descanso en la Costa Sur, Atitlán, Amatitlán, empezaron a tener demanda y creció mucho la venta de las casas de descanso.

¿Qué zonas se convierten en atractivas en este momento para los guatemaltecos?

Si hablamos de la ciudad de Guatemala, siguen siendo zonas preferidas 14, 10 y 16. Hay otras que también empiezan a tener auge, la zona 4, la 15, la 11, zona 1 y 2. Y recientemente la zona 9 se proyecta como una alternativa interesante para desarrollo habitacional vertical. En la zona 16 es interesante, porque a diferencia de las demás es donde hay más posibilidad de hacer viviendas unifamiliares, es una zona que está en desarrollo y se proyecta como una que va a tener plusvalía e incrementar su valor.

No vamos a dejar a un lado las ciudades intermedias del país, que van a tener mucho auge, ya que personas de las áreas rurales van a migrar a ciudades como Xela, Cobán, Santa Lucía, Mazatenango entre otras, lo que se convertirá en zonas de destino interesantes.

“Varias zonas de la ciudad se están convirtiendo en alternativas interesantes para el desarrollo habitacional vertical ”
Pedro Ramírez

¿Cómo ha sido el crecimiento en los últimos años de los bienes inmuebles?

Hemos tenido un fuerte incremento en la venta y renta de bienes inmuebles, ya que, de acuerdo a las estadísticas, la población del país se va a duplicar en un período de 18 años. Desde el 2015 al 2033, estamos duplicando la población, que actualmente esta conformada por gente joven. Esto aunado con las migraciones del campo a las ciudades, donde se está revirtiendo los porcentajes de población rural versus población urbana, hace que las necesidades de espacios habitacionales sean eminentes. Además, las condiciones de financiamiento a través del sistema FHA, donde se puede enganchar una propiedad con 10 por ciento y pagar un interés anual en quetzales del 7.26 por ciento hace sumamente accesible a que más personas puedan adquirir una vivienda.

¿Cómo ha cambiado la demanda de los bienes raíces en el país?

Con relación a la pregunta, vemos siempre un incremento interesante en el desarrollo de viviendas, y los desarrolladores deben estar siempre atentos y ser cautelosos para saber cuál es el producto ideal: diseño, tamaño, acabados, precio, características diferenciadoras, dónde hacerlo y cómo financiarlo, Etc. Estamos en un mercado de comparadores donde el actual comprador y principalmente el millenial se ha convertido en un gran conocedor del mercado y entre tanta oferta se debe ser claro y específico qué se debe vender y a cuál mercado específico.

Image

¿Cómo cambió el mapa habitacional con la pandemia y tras de esta?

La pandemia hizo que nos replanteáramos más sobre nuestros espacios habitables, nos hizo convivir más tiempo en familia, lo que nos obligó a revisar si estábamos cómodos con lo que tenemos. Nos dimos cuenta que desde casa podemos trabajar y estudiar, lo que hace importante contar con un espacio apropiado para realizar estas actividades, sin embargo vemos cómo nuestro espacio privado se ve invadido, ya que a través de mi pantalla y en una plataforma virtual se ingresa a la privacidad de mi casa, lo que hizo que mucha gente buscara propiedades más cómodas y posiblemente pasar de un apartamento a una casa, no necesariamente en áreas cercanas a las fuentes de trabajo. También el millenial, con un buen empleo, que todavía vivía en casa de los papás se dieron cuenta que ya era difícil compartir 24 horas, todos los días, por lo que optaron por buscar independencia en apartamentos pequeños en comunidades, con vecindarios mixtos como los que se han dado en zona 4. También la pandemia hizo que las casas de recreo o de fin de semana incrementaran su demanda.

La pregunta, ¿alquilar o comprar?

Con las condiciones actuales de financiamiento, es importante analizar la oportunidad de hacer un patrimonio, comprando un bien inmueble. En el caso de la vivienda, si es para vivir, es convertir un gasto en inversión. Un buen corredor de bienes raíces, tiene la capacidad de asesorar a su cliente, mostrarle el producto que verdaderamente está buscando y hacer el análisis financiero para ayudarle a tomar una decisión. Actualmente el mercado de renta es más grande que el mercado de venta, obviamente no todos pueden comprar.

En la actualidad los Millennials, no se amarran a una ubicación, no todos compran para vivir en ese lugar, pero sí compran como inversión, pueden comprar un apartamento para que un inquilino les ayude a pagar su cuota del financiamiento bancario. Para los Baby Boomers, era importante el hacer su casa, era un símbolo de estatus y de estabilidad, y por mucho tiempo ese fue un objetivo como un logro familiar.

Al frente de la Cámara de Corredores de Bienes Raíces de Guatemala

Nos hemos trazado varios retos y el más importante es la profesionalización de los corredores de bienes raíces y su formalización, buscando su integración a la Cámara de Corredores de Bienes Raíces de Guatemala (CBR) con cuatro pilares fundamentales: La ética, la educación, el intercambio inmobiliario y la formalización del corredor a través de la licencia de corretaje, para una profesionalización primordial.

La Cámara De Corredores de Bienes Raíces, ha hecho grandes alianzas con instituciones de prestigio a nivel mundial como son FIABCI (International Real Estate Federation),

NAR (National Association of Realtors) Florida Realtors, CILA (Confederación Inmobiliaria de Latinamérica), del cual Guatemala ostenta la vicepresidencia norte, entre otros, para fortalecer las relaciones profesionales.

El principal reto de este año es que Guatemala será sede del VI Congreso Inmobiliario Latinoamericano, el 9 y 10 de septiembre. Será de forma híbrida, virtual y presencial, con asistencia de corredores de 19 países de Latinoamérica, de España y de Estados Unidos y con disertantes de varios países del mundo.


publicidad