Background Image
 Image
 Image
 Image
publicidad

¿Hay riesgo de inflación? Un análisis holístico

Por Olav Dirkmaat

La tasa de inflación en Estados Unidos llegó a 4.2 por ciento en mayo de este año (la inflación subyacente, la que excluye precios de energía y alimentos, llegó a 3.8 por ciento). De igual modo, la tasa de inflación de Guatemala llegó a 5.2 por ciento en abril.

Esto ha llevado a que algunos especulan que podríamos entrar a un periodo de alta inflación, parecido al periodo de 1970 a 1980, cuando la inflación llegó a ser de doble dígito.

¿A qué se debe esta reciente tendencia? ¿Debemos alarmarnos?

Image

Conclusiones

¿La política monetaria de la Reserva Federal es expansiva? Sí. Pero que esta sea expansiva no significa que sea la causa del aumento en la oferta monetaria más amplia (M1). Es más, tampoco implica que los aumentos en la oferta M1 son lo que causa inflación, entendida como un aumento en los precios de consumo.

Mi tesis es que la inflación que se está viviendo es una inflación fiscal: gasto traído al presente vía un masivo endeudamiento del Gobierno de EE. UU. La diferencia con otros años de déficit fiscal es una diferencia de grado. En 2020 y 2021 el Gobierno de EE. UU. se endeuda a un ritmo de 15% del producto interno bruto (PIB).

A la luz de esto, que la economía crezca al 6% o 7% en 2021 (alabado por algunos como un verdadero logro de Joe Biden) es, lejos de ser un milagro, un completo fracaso si uno contempla el factor deuda pública.

En la medida que las transferencias del Gobierno (y el déficit fiscal) se reduzcan, mi expectativa es que la inflación bajará un poco. A la vez, los precios de producción están subiendo también, principalmente por el aumento en precios energéticos. Pero la inflación de doble dígito parece ser, por el momento, una posibilidad remota.

Lo que sí parece muy probable es que Biden, al finalizar su presidencia y sin mayor justificación para un déficit fiscal como el actual, deje en herencia una economía que crezca a un ritmo aún más lento que el registrado en la última década. Al fin y al cabo, el endeudamiento público compite en los mercados de capital con el financiamiento privado. A menos inversión privada, menos crecimiento económico. Esta será la resaca de la borrachera fiscal que estamos viviendo hoy día.

Aviso legal: el análisis contenido en este artículo es obra exclusiva de su autor, las aseveraciones realizadas no son necesariamente compartidas ni son la postura oficial de la Universidad Francisco Marroquín.

2

Olav Dirkmaat

Olav Dirkmaat es profesor de economía en la Universidad Francisco Marroquín y Chief Investment Officer (CIO) de Hedgehog Capital. Antes era vicepresidente en Nxchange y GoldRepublic. Es doctor en Economía por la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid).

publicidad
OFICINAS: 1ª. Avenida, La Brigada, 13-30 Colonia San Ignacio, zona 7 de Mixco, Parque Industrial de San Ignacio (Mixco). Bodegas No. 1-118 y 1-118A (Bodegas elPeriódico)
TELÉFONO: 2427-2300, EXTENCIONES: 2332 y 2333. SUSCRIPCIONES: 2427-2323.